film izle
Punto de encuentro entre las Empresas, el Medio Ambiente y la Sustentabilidad

Decreto-Ley 9/80 – Reserva Fáunica Laguna de Llancanelo

24-escmendoza

Reserva Fáunica Laguna de Llancanelo
Decreto-Ley 9/80

Art. 1: Declárase Reserva Fáunica al inmueble fiscal denominado Laguna de Llancanelo en el Departamento Malargue de esta Provincia, constante de una superficie aproximada de cuarenta mil hectáreas (40.000 Ha.), delimitado por las siguientes propiedades: Norte: Rufino Ortega, Lotes 11 y 12 de la Sección l; Sur: Lote 1, Sección l; Este: Lotes 4 y 5, Sección 1, Concesión Godoy; Oeste: Lote 2, Sección 1.

Art. 2: Escribanía General de Gobierno, procederá a la entrega de dicho inmueble al Ministerio de Economía, quien será el encargado de dar cumplimiento a la presente reglamentación a través de la Dirección de Bosques y Parques Provinciales.

La Administración de la Reserva Fáunica de la Laguna de Llancanelo estará a cargo de la Dirección de Bosques y Parques Provinciales.

Art. 3: La Dirección de Bosques y Parques Provinciales realizará los estudios técnicos pertinentes, quedando facultada para celebrar convenios, ad-referéndum del Poder Ejecutivo, con instituciones oficiales y particulares y con científicos del país y/o del extranjero, que tendrán como fin primordial estudiar, experimentar y/o preservar la riqueza fáunica de la reserva establecida en el Art. 1 del presente Decreto.

Art. 4: Dentro de la zona de la Reserva Fáunica formada en los terrenos fiscales y en los predios privados que la contornean, queda prohibida la caza en cualquiera de sus modalidades, en un perímetro que abarque un mil (1000) metros, desde las márgenes de la Laguna de Llancanelo.

También queda prohibida.en dicha Laguna, la pesca en cualquiera de sus modalidades.

Unicamente el personal de la Reserva, con motivos de investigación o a efectos de preservar el equilibrio biológico, podrá atrapar o cazar dentro de las áreas reservadas por el presente artículo, con autorización expresa de la Dirección de Bosques y Parques Provinciales.

Art. 5: La Administración de la Reserva Fáunica queda facultada para actuar en el canje de especies bajo su cuidado y en la venta de remanentes, productos y subproductos, con arreglo a normas que rigen la materia.

Art. 6: Toda superficie que integra la Reserva queda sujeta a los planes reguladores que dicte el Poder Ejecutivo, al objeto de constitución, conservación y mejoramiento de la Zona de Reserva.

Art. 7: En caso de que el Poder Ejecutivo Nacional y/o Provincial, decidan explorar y explotar recursos naturales no renovables existentes en la Reserva, el concesionario deberá cumplir las siguientes obligaciones:

1º. Someterse a la vigilancia oficial, relacionada con la protección y conservación de la fauna natural.

2º. Las obras de infraestructura como vías de comunicación y acceso; campos de aterrizaje; edificios; acueductos; depósitos de toda naturaleza; líneas eléctricas y toda otra deben ser limitadas al mínimo y aprobadas por el Ministerio de Economía para lo cual presentará el detalle respectivo, indicando ubicación en un mapa de la región.

3º. No modificar innecesariamente la fisonomía actual de las áreas. Realizar los mínimos movimientos de tierra para la construcción de caminos y terraplenes. Asegurar el libre drenaje de aguas.

4º. Resguardar adecuadamente los sitios con viviendas, aguadas, yacimientos arqueológicos o geológicos y sitios de interés fáunico, con alambrada perimetral de seis (6) hilos (dos (2) de púas), alejada no menos de cinco (5) metros.

5º. No alterar la ubicación de construcciones, objetos o especies vivientes de interés estético, valor histórico o científico y darles protección adecuada frente a personas dependientes o extrañas a las labores que se realizan.

6º. No destruir, capturar o turbar las condiciones de vida de los animales y peces.

7º. No introducir animales, peces y vegetales exóticos. Los animales domésticos incluidos perros, estarán circunscriptos al área de trabajo.

8º. Colocar letreros de señalización de vedas, distancias, prohibiciones u otros de interés a indicar por la Administración de la Reserva.

9º. La Zona de la Reserva no podrá ser contaminada bajo ningún concepto, en modo especial la Laguna de Llancanelo y sus afluentes principales, Río Malargüe y Arroyo El Chacay.

10º. No podrá otorgar subconcesiones.

Art. 8: El personal de la Dirección de Bosques y Parques Provinciales tendrá libre acceso al ámbito de la Reserva y podrá hacer cualquier inspección, con el fin de cumplimentar las leyes en vigencia.

Art. 9: El Departamento General de Irrigación asegurará los caudales necesarios para el mantenimiento del nivel de la Laguna de Llancanelo y sus afluentes naturales.

Art. 10: El Poder Ejecutivo preverá anualmente las partidas presupuestarias necesarias para construir y mantener las obras de preservación de la Reserva Fáunica y atender todos los gastos emergentes de su conservación.

Art. 11: El presente Decreto será refrendado por los señores Ministros de Economía, de Hacienda y de Obras y Servicios Públicos.

Art. 12: Comuníquese, publíquese, dése al Registro Oficial y archívese.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *