skip to Main Content
Punto de encuentro entre las Empresas, el Medio Ambiente y la Sustentabilidad

2019 cierra una década marcada por el aumento de fenómenos meteorológicos extremos

Noticias

Las olas de calor e inundaciones que se producían cada 100 años son cada vez más frecuentes, afirma en la COP25 Petteri Taalas, secretario general de la Organización Meteorológica Mundial

Récords de calor, subidas del nivel de mar sin precedentes y graves pérdidas en la masa de hielo del planeta. La década que está a punto de terminar ha sido desastrosa desde el punto de vista meteorológico en todo el planeta, con fenómenos extremos cada vez más intensos y frecuentes. Así lo ha asegurado esta mañana Petteri Taalas, secretario general de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), durante la presentación del informe anual de su organización.

El trabajo, que vincula los cambios registrados en el planeta con «las emisiones de gases de efecto invernadero fruto de la actividad humana», no ha podido ser presentado en un foro más pertinente: la Cumbre del Clima de Madrid en la que casi 200 países negocian cómo reducir esas emisiones para limitar el aumento de temperaturas a 1,5ºC.

Casi con toda certeza, dice el informe, las temperaturas medias del periodo 2015-2019 y de toda la década (2010-2019), serán las más altas desde que se tienen registros. Cuando se termine 2019 se sabrá si ha sido el segundo o tercer año más caluroso. En concreto, la temperatura media mundial desde enero a octubre de 2019 estuvo 1,1ºC por encima de los niveles preindustriales.

El informe de 2019, denominado ‘Declaración sobre el estado del clima mundial’, será uno de los que sirvan para asesorar a los países participantes en las negociaciones de la COP25.

«No estamos cerca de alcanzar el objetivo del Acuerdo de París«, ha advertido Taalas, que ha añadido que, de no cambiar el rumbo, el aumento de la temperatura será de más de 3ºC a finales de siglo respecto a la era industrial, es decir, el doble del objetivo marcado por la comunidad científica para evitar los efectos más graves del cambio climático.

Así, las olas de calor y las inundaciones solían producirse «una vez cada cien años» se están volviendo más frecuentes.

Los ciclones tropicales destructivos han azotado zonas de Japón y Mozambique mientras que los incendios forestales afectaron a países como el Ártico y a Australia.

Entre las principales consecuencias del cambio climático que ya se sienten, Taalas ha destacado los patrones de lluvia más irregulares. Un aspecto que pone en peligro las cosechas y que, sumado al aumento de la población, tendrá consecuencias para la seguridad alimentaria de los países.

SUBIDA DEL NIVEL DEL MAR

El informe también recoge una aceleración de la subida del nivel de mar por la fusión de los mantos de hielo de Groenlandia y de la Antártida. Estos cambios en el nivel del mar son seguidos gracias a las observaciones de satélites desde 1993.

Por lo que respecta a la acidificación del océano -debido al aumento de gases de efecto invernadero-, ésta ha aumentado un 26% desde el inicio de la era insutrail.

 

Autora: Teresa Guerrero
Fuente: elmundo.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top