skip to Main Content
Punto de encuentro entre las Empresas, el Medio Ambiente y la Sustentabilidad

Alarma: por la sequía extrema, los incendios llegaron a la selva misionera y ya consumieron 80 hectáreas

Noticias

POSADAS.- Casi 80 hectáreas de selva misionera fueron quemadas por un incendio que comenzó el viernes en la reserva de biósfera Yaboty, uno de los últimos manchones de monte nativo que le quedan a la Argentina y la zona de mayor biodiversidad del país.

Las llamas continuaban hoy en ese lugar -conocido por los famosos Saltos del Moconá-, y unos 60 brigadistas, bomberos voluntarios y de la Policía de Misiones seguían luchando para contener los principales focos. Además, se espera que se cumplan los pronósticos meteorológicos que indican lluvias para el jueves.

La provincia trasladó su único avión hidrante a la zona y solicitó otros dos aparatos a las autoridades del Plan Nacional de Manejo de Fuego que estarían llegando esta tarde, para reforzar también el combate al fuego en el Sur.

«En principio el incendio en la biósfera Yaboty está controlado, se van a quemar algunas hectáreas más, pero no se va a seguir extendiendo. En paralelo se empezó a prender fuego la reserva de Papel Misionero y se está trabajando desde temprano para controlarlo. El bosque nativo en esa zona es complejo de acceder», dijo hoy el ministro de Ecología de Misiones, Mario Vialey, quien ayer estuvo en la zona de Yaboty junto al gobernador Oscar Herrera Ahuad.

La sequía extrema hizo que una docena de incendios afectaran a Misiones durante el fin de semana. Con focos en la zona Sur y Centro de la provincia. También hay incendios cercanos a la localidad correntina de gobernador Virasoro, a 80 kilómetros de Posada. Esa es un área con miles de hectáreas de forestaciones de pinos y eucaliptus.

Los incendios en plena selva misionera no son nada frecuentes, a diferencia del fuego en pastizales, campos o forestaciones.

La selva tiene un grado de humedad mucho mayor y es más difícil que las llamas se extiendan por ahí, pero a la sequía extrema se sumó un foco que -se presume- fue intencional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top