skip to Main Content
Punto de encuentro entre las Empresas, el Medio Ambiente y la Sustentabilidad

Corrientes: Animales quemados y pérdidas del 85% en un parque provincial

Noticias
Uno de los parques designados para la conservación de la flora y fauna de Corrientes quedó reducido a cenizas luego de dos incendios. Científicos locales afirman que el daño es irreparable y no se puede prever el tiempo que tomará recuperarlo. 

A fines de agosto el parque provincial sufrió una quema del 50% de su superficie. Hace unos días otro incendio, del que todavía no se determina el origen, arrasó con otra parte de la reserva y ahora un 85% de ese territorio se encuentra consumido y sin posibilidades de pronta recuperación.

El Parque Provincial San Cayetano está ubicado a 20 kilómetros al sur de la Ciudad de Corrientes. Tiene 76 hectáreas y estaba compuesto por pastizales, montes, palmares y una gran diversidad de fauna.

Martín Kowalewski, director de la Estación Biológica Corrientes que se encuentra en el Parque, en diálogo con El Litoral, remarcó que “sobrevivió sólo un poco de monte a los incendios” y apuntó a la necesidad de educar y concientizar sobre el cuidado del medioambiente.

A fines de agosto se quemó la mitad de la reserva en un incendio intencional que se extendió durante 48hs. Luego de un nuevo foco ígneo reconoció que el daño producido es irreparable.

La Estación Biológica es una institución que desde hace décadas se ocupa en desarrollar investigaciones y apoyar actividades educativas sobre el estudio de la ecología y conservación de las especies animales y vegetales de la región. Es una dependencia del Conicet que promueve la participación de científicos y docentes. “Nos quemaron un área conservada donde se protegía la biodiversidad y donde hay muchos proyectos de estudio que se ven afectados”, explicó con pesar Kowalewski.

“La región atraviesa la peor sequía de las últimas décadas, lo cual hace más complicado recuperar al Parque”, explicó el investigador. Añadió que si no hay ecosistema los animales que sobrevivieron no tendrán un lugar al cual volver.

“Se perdió toda la fauna, la situación es catastrófica. La que no murió va a ser cazada en poco tiempo. Teníamos repiteles, guazunchos, carpinchos, lobitos de río, zorros, monos, aguará guazú y más de 200 especies de ave de pastizal”, enumeró Kowalewski.

“Muchas especies están en peligro de extinción”, indicó el investigador. Desde el 2015 este parque provincial se creó con el fin de preservación, pero los incendios intencionales fueron de tal impacto que desde la Estación Biológica manifestaron su impotencia por las redes sociales.

“Incluso si pensamos en las aves, que pudieron haber sobrevivido perdieron sus nidos y se quedaron sin territorio de pastizales. La primavera es la temporada de anidación. Son especies en riesgo ahora y las consecuencias a largo plazo son difíciles de calcular”,  explicó el director de la Estación Biológica.

Kowalewski reconoció que: “Los bomberos hicieron un sacrificio inmenso, pero no dan a basto. Se necesitan más cuerpos de bomberos con mejores equipamientos. Algunos venían en moto a ver qué podían hacer”.

También valoró la tarea de los guardaparques: “Dejaron todo, dejaron el cuerpo para apagar los incendios sin recursos y sin equipos”. También señaló que vecinos del área se acercaron a colaborar.

En Corrientes, el río atraviesa por estos días un pico de creciente en el puerto de Corrientes, que elevó el nivel a 1,80 metro, tras una bajante histórica que disminuyó su caudal a 0,80 metro.

Este año una histórica sequía en la Cuenca del Plata afectó al delta del Paraná incrementando incendios a lo largo de todo el territorio cercano al río.

En los últimos meses se registraron más de 25 mil focos de incendios y se perdieron más de 90.000 hectáreas con todo el daño que esto conlleva hacia las personas que viven en estos lugares y la biodiversidad que alberga este sistema de humedales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top