skip to Main Content
Punto de encuentro entre las Empresas, el Medio Ambiente y la Sustentabilidad

Denuncian contaminación en el río Mendoza

Noticias

Es en la zona del distrito de Palmira en San Martín. Los vecinos piden el cese inmediato de la actividad industrial de la zona

Vecinos de zonas aledañas al río Mendoza en el distrito Palmira, de San Martín, vienen denunciando una serie de anormalidades en el medio ambiente. En el transcurrir del tiempo, olores nauseabundos y la aparición de aguas con desechos pesados y de negra coloración mostraron la gravedad de lo que ocurría, algo que les hizo movilizarse y hacer presentaciones que nadie daba respuesta, hasta que llegaron a legisladores de Protectora Fuerza Política, que tomaron inmediatamente el tema y comenzaron una profunda investigación.

Senadores y diputados, acompañados por especialistas en ambiente, comprobaron que en la zona señalada del departamento San Martín estaría ocurriendo un verdadero hecho contaminante, que involucraría a una importante empresa que hace tratamiento de residuos de muchas bodegas de toda la provincia.

Para quienes inspeccionaron la zona minuciosamente, obteniendo muestras para laboratorio, además de material de vídeo y fotografía, allí habría preocupante contaminación de los pocos cursos del río Mendoza que por allí escurren, como así de napas y aguas subterráneas, aspectos que habrían sido confirmados por los resultados que arrojaron las muestras, lo que habría transformado a la investigación en una doble denuncia ante el Departamento General de Irrigación y ante el fuero penal de la provincia. Esto último, ante la gravedad que podría trastocar la salud vegetal, animal y humana de ese sitio de Palmira.

El Ciudadano tuvo acceso exclusivo a la abultada documentación presentada ante el DGI con resultados de laboratorio, muestras con información de técnicos, fotografías y vídeos, para que el organismo rector del agua en Mendoza tome en forma urgente y preventiva la decisión de detener todo tipo de actividad en la zona señalada, e inmediatamente se lleve profunda investigación de lo que se estaría denunciando que, de no ser así, “se daría inmediata intervención de la Justicia, sin descartar pronunciamiento del Poder Legislativo”, advirtieron los denunciantes.

Lo descubierto en Palmira sería de considerable gravedad

Para profundizar el tema, nuestro diario entrevistó al diputado Mario Vadillo (PFP), quien ante la pregunta sobre qué presentaron ante el DGI, respondió: “Junto al senador Marcelo Romano hemos denunciado ante el Departamento General de Irrigación (DGI) a la empresa Derivados Vínicos SA. Para que se tenga idea, hablamos de una empresa ubicada en adyacencia de la Ruta Nacional 7 en Palmira (San Martín), justo en el cruce del río Mendoza, que es de gran importancia para la provincia. Su tarea fundamental es la gestión de todos los residuos sólidos y líquidos del proceso de vinificación de más de 700 bodegas de Mendoza”.

–¿El procedimiento es irregular?

–Este tratamiento tiene que ser muy cuidadoso, dado que este tipo de residuos es altamente contaminante. Nosotros, en el lugar, hemos podido comprobar muchas de las denuncias de los vecinos, que indicaban que los olores nauseabundos provienen de que se arrojan este tipo de efluentes directamente al río Mendoza, utilizando cañerías, en una zona de acres, donde no hay capacidad de absorción. Vital aspecto que, por ley, se necesita en este tipo de maniobras en lugares como ese.

Solicitaron el cese inmediato de la actividad industrial en la zona

–Ante lo que vieron e investigaron, ¿qué hicieron?

–Hemos pedido que, ante esta presunta contaminación tanto del río Mendoza como de las napas y aguas subterráneas, se haga un cese de este tipo de tratamiento hasta tanto se restablezcan las condiciones que impone la ley.

–Es decir, que las denuncias de los vecinos y productores de la zona, ¿tenían asidero?

–Como funcionarios públicos hemos tomado con mucha responsabilidad y preocupación esta grave denuncia de ciudadanos, porque ellos han notado con certeza contaminaciones que nos lleva actuar en consecuencia, constatando estas denuncias, colocando inmediatamente al DGI a trabajar en forma inmediata, para evitar que se sigan contaminando las aguas subterráneas, napas y en este caso, el río Mendoza.

–Si Irrigación no responde, ¿qué harán?

–Los primeros pasos los hemos dado ante la sede administrativa (DGI), en primera instancia para que se actúe en forma inmediata. En el caso de que no tengamos una respuesta favorable, o se demore la misma, previmos hacer la denuncia por la vía del fuero penal, instrumento que tenemos listo para no dilatar más el tiempo de respuesta. Pasos que ya dimos contra AySAM, cuando se volcaron importantes cantidades de residuos cloacales por semanas en el canal Cacique Guaymallén, que habrían producido grave contaminación en la zona de Bermejo”.

Autor: Daniel Gallardo
Fuente: ciudadanodiario.com.ar/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top