skip to Main Content
Punto de encuentro entre las Empresas, el Medio Ambiente y la Sustentabilidad

El Amazonas vuelve a arder: récord de incendios este mes de junio

Noticias

Alcanzaron su máximo en trece años

Los incendios en la selva amazónica de Brasil han aumentado en un 20 por ciento el pasado mes de junio y han alcanzado su máximo en trece años. Son datos del gobierno del país, a la vista de los cuales, los investigadores temen que la región vaya camino de repetir los devastadores incendios del año pasado, y expertos sanitarios prevén que el humo de estos fuegos pueda causar, durante la estación seca, problemas respiratorios, y complicar la gran cantidad de casos de coronavirus que sufre Brasil.

En concreto, la agencia de investigación espacial del gobierno de Brasil, INPE, detectó en junio un total de 2.248 incendios en la selva amazónica, unos 75 incendios por día, mientras que en junio de 2019 se produjeron 1.880. Ya en agosto pasado, Brasil vivió un repunte en incendios, y eso provocó una condena mundial acusando al país de no estar haciendo lo suficiente para proteger la selva tropical más grande del planeta.

«Es una mala señal, pero lo que realmente contará es lo que suceda a partir de ahora», explicó a Reuters Philip Fearnside, ecólogo del Instituto Nacional de Investigación de la Amazonía de Brasil. A su juicio, es un indicador más preocupante el aumento de la deforestación, porque los incendios se establecen generalmente para despejar la tierra después de que los árboles se hayan talado.

Y la deforestación ha aumentado un 34 por ciento en los primeros cinco meses del año respecto a 2019, según datos preliminares del INPE. Al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se lo ha criticado repetidamente por desmantelar las protecciones que habían ayudado a una reducción récord de la deforestación entre 2004 y 2012. Así, en el Amazonas se ha disparado la deforestación en los últimos años, y alcanzó su máximo en once años en 2019. En mayo, el presidente desplegó las fuerzas armadas para proteger el Amazonas, como ya lo hizo en agosto del año pasado, pero, a pesar de ello, la deforestación aumentó un 12% ese mes respecto al año anterior, y aún creció más en junio.

El Instituto de Investigación Ambiental del Amazonas (IPAM), una organización no gubernamental, predice que, al ritmo actual de deforestación, a finales de este mes se sumarán unas 3.475 millas cuadradas deforestadas en el Amazonas desde que llegó Bolsonaro al poder. Así, las áreas en riesgo de ser incendiadas se comparan con alrededor de 2.138 millas cuadradas deforestadas y quemadas desde enero de 2019 hasta abril de 2020, según el análisis que hizo el IPAM el mes pasado.

“Cuando llegue la estación seca al Amazonas, estos árboles talados se convertirán en combustible para la quema. Ese fue el ingrediente principal de la temporada de incendios en 2019, y la historia puede repetirse en 2020 si no se hace nada para evitarlo ”, advirtió en un comunicado de abril la investigadora Ane Alencar, directora de Ciencia en IPAM.

 

Autora: Paloma Fidalgo
Fuente: elplural.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top