skip to Main Content
Punto de encuentro entre las Empresas, el Medio Ambiente y la Sustentabilidad

En La Plata toma impulso la biofábrica escuela para producir verduras sin agroquímicos

Noticias

En La Plata, con el acompañamiento del INTA AMBA y el Programa Prohuerta (Ministerio de Desarrollo Social de la Nación / INTA), productores MTE Rural avanzan en la formación de una biofábrica escuela. Pusieron en funcionamiento una chipeadora.

La meta es impulsar nuevos procesos de transición a partir de la sustitución de insumos químicos por componentes biológicos, mediante la instalación de una biofábrica escuela de bioinsumos y conservación de semillas, de manera de contribuir con la reducción de la dependencia de agroquímicos y semillas híbridas.

En esto trabajan productores del Movimiento Trabajadores Excluidos (MTE) de La Plata, quienes conforman un Grupo de Abastecimiento Local (GAL), en el marco de las actividades del Programa Prohuerta (Ministerio de Desarrollo Social de la Nación / INTA). Con el acompañamiento de la Agencia La Plata del INTA AMBA, presentaron un Proyecto Destacado, con el objetivo de obtener el financiamiento para poder llevar adelante la iniciativa.

Camila Gómez, jefa del INTA La Plata, informó que recientemente, y con las normas de seguridad y cuidados que exige la contingencia actual debido a la pandemia, “se realizó una jornada entre productores referentes de los Grupos de Abastecimiento Local GAL del programa Prohuerta, involucrados en este propósito del MTE, en la cual se puso a prueba una máquina chipeadora muy novedosa para el sector que fue adquirida en el marco de este proyecto”.

De las 2.500 familias productoras, organizadas en 15 asambleas de base y diversas áreas de trabajo del MTE Rural La Plata, son muchas las que están interesadas en acceder a biopreparados como forma de iniciar la transición agroecológica en sus quintas para disminuir los costos de producción. Además, en la actualidad no logran acceder a los mismos.

“Esta propuesta surge a debido a que la organización aún no tiene la capacidad para producirlos y autoabastecerse”, comentó Gómez. Dentro de este universo de familias que componen la organización, unas 15 proveen verdura agroecológica para la venta de bolsones que gestiona la organización. Al mismo tiempo la jefa de del INTA La Plata hizo mención al trabajo que realizan difundiendo y promoviendo prácticas agroecológicas en talleres con otros productores.

Ellos ya cuentan con conocimientos y cierta experiencia en la elaboración de biopreparados, compostados, autoproducción y conservación de semillas de algunas especies hortícolas.

Es así que esta chipeadora, un avance al objetivo de la biofábrica, “permite triturar los restos de cultivos fibrosos como rastrojos de maíz, pimiento, tomate, berenjena, ramas de poda que son incorporados en los canteros o suelos hortícolas o pueden mezclarse con las enmiendas orgánicas que habitualmente utilizan los productores de origen animal para mejorar la calidad de los abonos y así las condiciones físico químicas de los suelos”, explicó Gómez.

Y agregó: “Esta máquina permite la incorporación de materia orgánica en los cultivos que es una necesidad para mejorar desde la estructura y la aireación hasta la capacidad de retención hídrica de los suelos”.

La chipeadora es clave ya que esta época del año es la indicada en la preparación de los suelos para los cultivos de primavera verano o los trasplantes de los cultivos de esas estaciones. Además, esta máquina permitirá triturar material para realizar fermentos orgánicos como el Bocachi, y otros de las mismas características.

Oportunidad

La autoproducción y sustitución de insumos químicos por componentes biológicos surge como una oportunidad en el marco de organizaciones como el MTE, que contemplan la agroecología como alternativa de producción y la comercialización conjunta a través de circuitos cortos como mecanismo de venta preferencial.

En el proyecto Gal Destacado, se señala que las capacitaciones e implementación de prácticas productivas sustentables utilizando bioinsumos ayuda a los y las productores y productoras a “disminuir la dependencia de insumos externos y favorece la participación de miembros de los grupos y otros en el área de agroecología de la organización. Incrementa la producción agroecológica destinada a los bolsones de venta directa que comercializa la organización a través de circuitos auto-gestionados”.

La jefa del INTA La Plata añade que en este proyecto “están previstos talleres de elaboración de bioinsumos y la puesta a prueba de estos en las quintas de productores y en la Chacra Experimental Integrada de Gorina (Ministerio de Desarrollo Agrario de la Provincia de Buenos Aires/ INTA AMBA), para verificar la eficiencia agronómica de aquello que la biofábrica comience a producir como ser purín de ortiga, súper magro, caldos minerales como la mezcla sulfucálsica y algunos bioinsecticidas como el alcohol de ají y ajo, entre otros”. Además la propuesta prevé el envasado y etiquetado de todos los bioinsumos que se elaboren.

Fuente: infoblancosobrenegro.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top