film izle
Punto de encuentro entre las Empresas, el Medio Ambiente y la Sustentabilidad

Estudian el cambio climático en lagunas

Un proyecto argentino, pionero en el estudio de cambios climáticos en lagunas

LagunasLos cambios de temperatura bruscos producen múltiples alteraciones en los ecosistemas marinos como lagos y ríos. “Pampa 2” pretende analizar, con instrumentos desarrollados a nivel local, la variantes involucradas y las posible soluciones ante acontecimientos inesperados

El cambio climático a escala mundial es sin lugar a dudas, una de las mayores preocupaciones para el mundo de las ciencias. Comprender por qué surgen estos procesos y cómo afectan la biodeversidad del planeta son la clave para permanecer alertas ante este inminente desequilibrio natural.

El proyecto PAMPA 2, conjuntamente con SAFER (Sensing the Americans´ fresh water ecosystem risk from climate change) -con el mismo objetivo pero a nivel internacional (Uruguay, EEUU, Canada y Chile)-, trabajan desde hace más de 5 años en territorio argentino con el fin de comprender la reacción y el comportamiento del agua de lagos y lagunas ante determinados eventos naturales y humanos, para mejorar el diseño de planes, evitar deterioros naturales y, al mismo tiempo, preservar la salud de las poblaciones que dependen de estos ecosistemas.

Mediante exhaustivas mediciones, este proyecto pretende detectar qué especies son afectadas por variantes externas, como también poder descubrir la evolución y distribución de la vida marina en lagos, lagunas y cuencas de ríos argentinos. Esta iniciativa a gran escala podría ser un gran paso de la ciencia para el análisis y comprensión de los efectos de los cambios climáticos en el planeta Tierra.

“Hay cambios que son propios de un ecosistema evolucionado pero resulta fundamental comprender cuando hay factores externos que modifican el ambiente. El monitoreo continuo controlado con mediciones de precisión, permite saber cuándo hay modificaciones en un ambiente determinado”, aseguró a Infobae Gerardo Perillo, investigador superior del CONICET, director del proyecto SAFER y miembro del grupo responsable PAMPA 2.

Para poder obtener estos datos, los científicos colocaron boyas automatizadas en aproximadamente 13 lagunas ubicadas entre las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe. Estos dispositivos realizan mediciones cada 5 minutos y envían todos los datos correspondientes a una ordenador central que resguarda la información transmitida para su posterior análisis. Otro importante aspecto del proyecto es que dichos instrumentos fueron rediseñados por especialistas argentinos.

“La idea global es utilizar lagos como centinelas de la variabilidad climática. Nuestro objetivo es tratar de evaluar los riesgos de estos ecosistemas que son realmente socioecológicos. Particularmente, nos interesa ver cómo estos son influenciados por quienes viven a su alrededor y viceversa… por ejemplo, una inundación puede afectar a la gente, pero si la gente tira una descarga cloacal está afectando al ecosistema: el impacto es en ambos sentidos”, afirmó Perillo.

Hacer un análisis de los efectos del ser humano en el planeta es sin dudas el primer paso para evitar contingencia climáticas impredecibles y destructoras. El otro eje fundamental de este proyecto se vincula con el diálogo directo con los miembros de la comunidad de los lugares analizados, poder hacer partícipe a la comunidad en la resolución de problemas es un medio de integración fundamental.

“Tenemos una estrecha interacción con la gente, intentamos escuchar y triangular los problemas planteados como también, las posibles soluciones. La gente quiere y necesita sentirse involucrada de la decisión sobre su propio hogar, de lo contrario se sentirá invadida y reacia a los cambios” declaró a Infobae Gerargo Parillo. “Nuestro objetivo es ayudar a la comunidad a conocer más sobre su propio lugar y nosotros también aprender de ellos”, concluyó.

Éste, como muchos otros proyectos locales, fue desarrollado en el Seminario de Ciencia Abierta, que contará con varias actividades hasta el 2 próximo 2 de junio en el Auditorio del Centro Cultural de la Ciencia.

Fuente: InfoBae – 9/6/17

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *