film izle
Punto de encuentro entre las Empresas, el Medio Ambiente y la Sustentabilidad

El fondo del mar se está convirtiendo en un desierto

Noticias

Un grupo de científicos lanza una campaña para recaudar dinero con el objetivo de estudiar y buscar soluciones a esta problemática

Se buscan mecenas para evitar la desertización de los mares y océanos. Con esta innovadora fórmula, un grupo de científicos busca recaudar fondos para poder estudiar y buscar soluciones a esta problemática que se expande por todas las aguas temperadas del mundo, incluido el mar Mediterráneo.

El fenómeno es el siguiente: “Los bosques de algas que cubren las rocas del litoral están desapareciendo, dejando en su logar rocas completamente peladas, sin ningún tipo de vegetación”, advierte Jordi Boada, del equipo de investigadores del Centre d’Estudis Avançats de Blanes (CEAB-CSIC), impulsor de la iniciativa.

La creciente expansión de estos desiertos submarinos tiene graves implicaciones para la biodiversidad, la viabilidad los recursos marinos y la calidad de las aguas. “Los bosques de algas son las base de la cadena trófica, además de un refugio y una zona de cría para distintas especies, entre ellas especies comerciales”, con lo que los pescadores se ven directamente perjudicados, explica Boada. La vegetación marina también es “una fuente indispensable de oxígeno a la atmósfera”, con lo que su desaparición disminuye la capacidad de los océanos para amortiguar otros impactos como la crisis climática, añade el científico. Al ser un fenómeno relativamente nuevo, “hay poca información sobre cómo va a evolucionar con el tiempo y sobre cómo podemos frenarlo o evitarlo”, señala Boada. De aquí la necesidad de investigar y del lanzamiento de la campaña de financiación colectiva, que ha sido puesta en marcha a través de la plataforma Verkami. El objetivo es llegar a un mínimo de 10.000 euros. El dinero recaudado será invertido en la compra de material, como un dron.

Una solución para cada caso

La desaparición de los bosques de algas no se debe a una única causa, según Boada. El investigador explica que la raíz del problema en el litoral catalán se encuentra “en la sobrepesca del sargo y la dorada, principales depredadores de los erizos de mar, cuyas poblaciones crecen sin control, comiéndose todas las algas a su alcance y dejando las rocas sin ningún tipo de vegetación”. En otras zonas, el origen del problema es la llegada de especies invasoras herbívoras. También el calentamiento planetario tiene su parte de culpa en forma de olas de calor.

La posible solución “varía en cada caso”, afirma Boada. El experto explica que en el litoral catalán es necesario “recuperar la población de especies depredadoras de erizos”. En otras zonas, el remedio puede ser “crear pesquería de erizos” o bien “la restauración activa de algas”. Pero para encontrar soluciones, primero es “imprescindible localizar y hacer un seguimiento adecuado de los desiertos submarinos”, señalan desde el CEAB-CSIC.

Paralelamente al proyecto de investigación, se ha creado una red internacional con colaboradores voluntarios procedentes de centros de investigación científica, universidades y asociaciones de todos los continentes.

 

Autora: Lorena Farrás Pérez
Foto: Jordi Boada (CEAB-CSIC)
Fuente: lavanguardia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *