skip to Main Content
Punto de encuentro entre las Empresas, el Medio Ambiente y la Sustentabilidad

Mendoza: la Provincia cuenta con un banco de germoplasma para conservar las especies de flora nativa

Noticias

El cultivo de árboles implica un desafío particular, dado que deben sobrevivir y crecer durante varios años, haciendo frente a condiciones ambientales adversas a lo largo de su vida.

La creación del Banco de Germoplasma de la Provincia de Mendoza se basa en la necesidad de minimizar los riesgos a los que se ven expuestos los ejemplares de la flora nativa en su sitio de implantación natural, pudiendo con un manejo adecuado aumentar la resistencia del árbol a condiciones adversas. Si bien el ambiente determina el crecimiento de las especies, la iniciativa que desarrolla la Provincia, con fondos de la cooperación BID-Cambio Climático, asegura una mayor subsistencia de los esquejes y una alta efectividad de las semillas, reduciendo así su vulnerabilidad ante adversidades climáticas.

Una de las limitantes en la ejecución de estos últimos programas, son la falta de semillas y árboles disponibles para su plantación, lo que pone en riesgo el correcto desarrollo de este tipo de trabajo. En respuesta a esta necesidad, el Gobierno provincial trabaja en la generación de un banco de germoplasma, como alternativa que permita disponer de material vegetal para multiplicar especies forestales, restaurar zonas degradadas y forestar áreas de interés.

“Creemos de suma importancia la medida de reforestación o forestación contenida en el presente proyecto de cooperación técnica ya que nos permite fortalecer la estrategia provincial de bosques y Cambio Climático para establecer las líneas directrices para las presentes y futuras acciones en la materia”, afirmó el secretario de Ambiente, Humberto Mingorance.

En un contexto actual de Cambio Climático, eventos bruscos como sequías e incendios en nuestro medio frágil, por ser Mendoza una provincia desértica con características climáticas vulnerables para la vegetación en cuanto a una alta temperatura, baja humedad, es necesario contar con material vegetal disponible para sanear, recuperar y reforestar zonas degradadas. Poseer un banco de germoplasma, es la alternativa que permite disponer de material vegetal para multiplicar especies forestales y remediar zonas degradadas o de interés a forestar.

Fuente: diariosanrafael.com.ar/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top