film izle
Punto de encuentro entre las Empresas, el Medio Ambiente y la Sustentabilidad

Pinamar será la primera ciudad libre de sorbetes y vasos de plástico del país

Noticias

El Concejo Deliberante aprobó una ordenanza que prohíbe su entrega a partir del 1 de diciembre

Son el cuarto residuo más común en las costas y los océanos. Y aunque se suelen usar unos pocos minutos, pueden tardar entre 150 y 1.000 años en descomponerse. Por eso el Concejo Deliberante de Pinamar aprobó una ordenanza que convertirá al balneario bonaerense en la primera ciudad del país libre de sorbetes y vasos de plástico de un sólo uso. Su entrega en locales comerciales será prohibida a partir del 1 de diciembre.

La medida fue impulsada por la ONG Big Human Wave y presentada en el recinto por el oficialista bloque de Cambiemos. Luego de una serie de negociaciones, fue aprobada por unanimidad el viernes pasado. Los 14 concejales levantaron la mano.

“Desde hace tiempo vemos que los sorbetes son uno de los productos que más encontramos en las limpiezas habituales que hacemos en las playas. Son productos que por su tamaño no suelen ir a reciclaje, pero además son muy difíciles de reciclar, porque están hechas con un derivado del plástico muy difícil de romper”, explicó a Infobae el presidente de Big Human Wave, Gastón Caminata. “Cuando se descomponen tiene muchas sustancias que contaminan el océano por más que luego sean removidas”, agregó.

Sin pajitas

La ordenanza dispone que los comercios del tejido urbano de Pinamar deberán “reducir la utilización y entrega de sorbetes y vasos de plástico o similar” a partir del 1 de agosto, y que su uso quedará prohibido desde el 1 de diciembre.

Sólo habrá tres excepciones: las discotecas, las máquinas expendedoras de café e infusiones, y los productos que traigan sorbetes de fábrica.

La norma consagra una serie de sanciones para los comercios infractores que van desde llamados de atención hasta multas y clausuras por un día. Y crea un “programa municipal de difusión” orientado a educar a la población.

El objetivo de la fundación Big Human Wave es impulsar leyes similares en todo el país. El primer paso será contagiar a los distritos vecinos. Caminata aclaró que hay concejales de Villa Gesell y Mar del Plata que ya vieron con buenos ojos la medida, y que hay conversaciones con ediles del Partido de la Costa.

Océanos de plástico

Naciones Unidas estima que cada año se arrojan al mar más de ocho millones de toneladas de plástico, algo así como un camión de basura por minuto. A este ritmo, en 2050 habrá más plástico que peces en los océanos.

El plástico no sólo está en el agua, sino en el cuerpo de decenas de especies marinas que consumen enormes cantidades. Eso incluye zooplancton, peces, tortugas, delfines y ballenas, entre otros. La Universidad de California detectó hace unos años que las aves marinas también se alimentan de plástico debido a que lo confunden con las algas por su olor.

El problema no sólo está mar adentro. Un estudio reciente de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires arrojó que en las playas de Villa Gesell, Mar Azul y Mar de las Pampas hay hasta 86,3 millones de fragmentos de plástico. Son unas 8 toneladas de plásticos pequeños que no pueden ser extraídos con maquinarias y limpieza manual. ¿El motivo? Décadas de desidia.

Basta de chupar

Las pajitas fueron la respuesta sanitaria a las enfermedades que pueden estar presentes en los depósitos en los que se guardan las latas y botellas de bebidas. También se pensaron para que lo utilicen algunas personas con discapacidad. Sin embargo, con el tiempo sus versiones de plástico comenzaron a ser criticadas por su enorme impacto ambiental.

En ese sentido, aunque en el mundo hay muy pocos antecedentes como el de Pinamar, sí hay varias campañas que desalientan el uso de sorbetes de plástico, como “Stop sucking” en los Estados Unidos, “Mejor sin pitillo” en España, “The Last Straw” en Australia o “Straw Wars” en Inglaterra.

Hay alternativas que por ahora no fueron muy desarrolladas, como los sorbetes de bambú. Más popular son las pajitas de cartón encerado, aunque por ahora cuestan casi tres veces más.

Promesa

Big Human Wave suele organizar limpiezas de playa que han tenido bastante repercusión mediática y apoyo. Su presidente, Caminata, prometió “limpiar 50 kilómetros de playa si la fundación llega a 50 mil likes en Instagram”.

También tiene un proyecto para limpiar 777 kilómetros de playa desde Bahía Blanca hasta San Clemente del Tuyú. “Queremos dejar la semilla con el fuerte deseo que germine”, concluyó Caminata.

Autor: Juan Parrilla

Fuente: infobae.com – 11/5/18

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *