film izle
Punto de encuentro entre las Empresas, el Medio Ambiente y la Sustentabilidad

Tres nuevas especies, la sorpresa escondida en la fosa marina de Atacama

Noticias

Los peces caracol viven a casi 8.000 metros de profundidad y su cuerpo es tan frágil que se deshace cuando son capturados

Un equipo internacional de científicos han descubierto y filmado a diversos ejemplares de tres singulares especies de peces semitransparentes que viven a casi 8.000 metros de profundidad en una zonas marinas más desconocidas del planeta, la fosa de Atacama (o fosa de Perú-Chile). El cuerpo de estos peces de aguas profundas tan frágil que prácticamente se deshace cuando son capturados y llevados a la superficie para su estudio.

Los datos provisionales indican que se trata de tres nuevas especies emparentadas con de la familia del pez caracol de las Marianas (o peces babosos de la familia Liparidae), cuyos primeros ejemplares fueron descubiertos en la fosa de las Marianas.

Las primeras valoraciones de este descubrimiento, así como diversas de las imágenes de la expedición, han sido presentadas en la reunión científica 2018 Challenger Conference que se celebró del 10 al 14 de septiembre en la Universidad de Newcastle (Reino Unido).

La expedición a las aguas profundas de la fosa de Atacama cuenta con la participación de 40 científicos de 17 nacionalidades y está financiada con ayuda del ministerio de Educación e Investigación de Alemania. Y el proyecto Hades del Consejo Europeo de Investigación Científica.

Las tres nuevas especies de pez caracol se encuentran ahora en estudio y su clasificación definitiva está pendiente de publicación oficial. Por el momento, los responsables de la expedición denominan a estas especies pro su color: rosa, azul y morado.

Los autores indican que los peces identificados y filmados viven son pequeños, translúcidos, carentes de escamas y muy hábiles para vivir donde pocos otros organismos pueden hacerlo.

“Hay algo en estas especies de pez caracol de la familia Liparidae que les permite adaptarse a una vida muy profunda; más allá del alcance de otros peces, donde están libres de competidores y depredadores”, indica el profesor Thomas Linley, de la Universidad de Newcastle.

”Como muestra claramente el video, en el fondo marino hay muchas presas de invertebrados y los peces caracol son los principales depredadores; parecen ser bastante activos y se ven muy bien alimentados”, indica Thomas Linley.

”Su estructura gelatinosa indica que están perfectamente adaptados para vivir a una presión extrema y, de hecho, las estructuras más duras en sus cuerpos son los huesos en su oído interno -que les dan equilibrio- y sus dientes. Sin la presión extrema y el frío para sostener sus cuerpos, estos peces son extremadamente frágiles y se derriten rápidamente cuando llegan a la superficie”.

El equipo científico responsable de esta expedición logró filmar a algunos de los ejemplares de peces caracol depositando en el fondo del mar -a forma de trampa- el cuerpo de un anfípodo en una de las trampas. Uno de los ejemplares capturados está en buenas condiciones y, después de una cuidadosa preservación, está siendo descrito por el equipo de la Universidad de Newcastle con la ayuda de científicos de Estados Unidos y del Museo de Historia Natural de Londres.

Además del caracol, el equipo también filmó algunas imágenes asombrosamente raras de isópodos de patas largas, conocidos como Munnopsids, que son del tamaño de una mano adulta. Estos crustáceos tienen cuerpos pequeños, patas extraordinariamente largas y nadan hacia atrás y hacia abajo, impulsándose con paletas en su lado ventral -su ‘barriga’ – antes de enderezarse sobre el lecho marino y desplegar sus largas patas para caminar como una araña.

La fosa de Atacama o fosa de Perú-Chile tiene unos 6.000 km de largo y, en algunos puntos, supera los 8.000 metros de profundidad. Se extiende a lo largo de la costa oeste de América del Sur alrededor del borde de contacto entre la litosfera oceánica de la placa de Nazca y la litosfera continental de la placa Sudamericana.

Fuente: lavanguardia.com – 12/9/18

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *