film izle
Punto de encuentro entre las Empresas, el Medio Ambiente y la Sustentabilidad

Características edáficas de suelos afectados por derrames de petróleo

La contaminación por hidrocarburos tiene un pronunciado efecto sobre las propiedades microbiológicas, físicas y químicas de un suelo.

SueloContaminadoEn distintas zonas con derrames en la provincia del Chubut, YPF desarrolló un programa para eliminar el petróleo de la superficie. Complementariamente, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria -INTA- está realizando siembras y trasplantes de especies nativas y exóticas en zonas empetroladas con el fin de recuperar áreas contaminadas. Cuando se iniciaron los trabajos en 1993, una de las primeras actividades fue determinar las características edafológicas de los suelos afectados por este tipo de contingencia.

Estos ensayos de biodegradación y revegetación de suelos afectados por derrames de petróleo, se realizan en el sur de la provincia de Chubut, área de influencia de Comodoro Rivadavia y en Cañadón Seco (Pcia. de Santa Cruz). Se eligieron cuatro sitios representativos:

a) el Aeropuerto de Comodoro Rivadavia (región costera);

b) Escalante (región de matorral de arbustos en laderas);

c) El Trébol (mallín con turba), y

d) Cañadón Seco (también un mallín, a 15 km de Caleta Olivia).

Los suelos de las cuatros áreas, poseen características extremadamente adversas para el crecimiento de cualquier tipo de vegetación por su avanzado estado de degradación, principalmente a causa de : a) propiedades químicas y físicas adversas y b) derrames y posterior decapitación del suelo con material susceptible a la erosión.

A fin de recuperar las áreas afectadas por derrames de petróleo, sería conveniente laborear el perfil original para biodegradar el petróleo y dejar la superficie lo más corrugada posible para prevenir la voladura de suelos. Luego sembrar y/o trasplantar especies del lugar y exóticas adaptadas a la región, resistentes a salinidad y a sequía.

Palabras Claves:
contaminación, hidrocarburos, degradación de suelos, salinización, erosión, revegetación.

INTRODUCCION

ANTECEDENTES

Los accidentes e imponderables ocurrencias que hacen a la explotación petrolera en la Patagonia producen daños en los suelos y en la vegetación. Los derrames de petróleo, que abarcan varias hectáreas, generalmente se producen por pérdidas o roturas de cañerías de conducción.

En distintas zonas con derrames en la provincia, se han realizado por cuenta de YPF SA labores para eliminar el petróleo de la superficie. Por otro lado el INTA Chubut está realizando siembras y trasplantes de especies nativas y exóticas en zonas empetroladas con el fin de recuperar el área contaminada. Cuando se iniciaron los trabajos en 1993, una de las primeras actividades fue determinar las características edafológicas de los suelos afectados por este tipo de contingencia.

OBJETIVO

Es objetivo del área Conservación y Manejo de Suelos de la Estación Experimental del INTA Chubut, ubicada en Trelew, ha sido en primera instancia determinar las características edafológicas (físicas y químicas) de los suelos afectados por contaminación con petróleo y las áreas colindantes no dañadas.

EFECTOS DE LA CONTAMINACION DE HIDROCARBUROS SOBRE PROPIEDADES DE UN SUELO

La contaminación de los suelos por hidrocarburos tiene un pronunciado efecto sobre las propiedades microbiológicas, físicas y químicas de un suelo. El crecimiento de la vegetación sobre áreas contaminadas puede ser impedido ó retardado, dependiendo de los cambios que ocurren en las propiedades del suelo. Debido a ello y a los efectos propiedades del suelo. Debido a ello y a los efectos sobre el crecimiento de las plantas, el problema concierne a agrónomos y a la industria del petróleo.

Propiedades Químicas. La presencia de petróleo en el suelo crea las condiciones favorables para la proliferación de bacterias anaeróbicas, o sea que da las condiciones de reducción, lo que se traduce en una falta de oxígeno en los poros del suelo.

Los suelos contaminados con petróleo, muestran un gran incremento en materia orgánica y nitrógeno, comparado con suelos normales. Ello se debe a la actividad de los microorganismos, que convierten los hidrocarbonos y el nitrógeno atmosférico en materiales orgánicos (Lehaly y Colwell, 1990).

El fósforo disponible también es mayor en suelos contaminados. Ello puede ser explicado sobre la base de un pH más favorable y que algunas formas de fósforo podrían ingresar a la solución por condiciones de reducción que hacen al fosfato de hierro más soluble (Dibble y Bartha, 1979).

Altos pH en el suelo (7, 8 ó mayores) tienen una positiva influencia sobre una alta tasa de evolución del anhídrido carbónico, y por extensión una mayor tasa de degradación del petróleo, mayor formación y desprendimiento de CO2 a medida que el petróleo se degrada en el suelo.

Shiaris (1989) reporta una correlación positiva entre salinidad y tasa de mineralización. Pero Atlas (1981) expresa que existe una reducción general de la tasa metabólica de degradación a salinidades muy altas y atribuye a una reducción general en la tasa de metabolismo microbiano.

Propiedades Físicas. Gudin y Syrrat (1975) observaron que los suelos contaminados difieren de algún modo en la textura respecto a los suelos normales. La estructura migajosa de un suelo normal se pierde, alcanzando una gran compactación. Observaron que el suelo empetrolado estaba más húmedo que el suelo normal durante el mismo tiempo de muestreo.

Lehtmake y Niemela (1975) ha determinado curvas de tensión de humedad a fin de comparar la retención de agua de suelos empetrolados respecto a suelos normales. Estas muestran que la retención de agua de suelos empetrolados respecto a suelos normales. Estas muestran que la retención de agua se incrementa notablemente en los primeros 20-30 cm en los suelos contaminados.

La densidad aparente se reduce y aumenta la microporosidad en suelos con petróleo, a causa del incremento en el contenido de materia orgánica (Roscoe y Rusell, 1961).

Actividad microbiana. Basado en el número de trabajos publicados, las bacterias más importantes en la degradación de petróleo tanto en ambientes marinos como en el suelo son Achromobacter, Acinetobater, Alcaligenes, Arthrobacter, Bacilius, Flavobacterium, Nocardia y Pseudomonas spp. (Lehtmake y Niemela, 1975; Colwell et al., 1978; Atlas 1981; Lehahy y Colwell, 1990).

Se ha observado un incremento en el número de bacterias y en su actividad luego de la adición de hidrocarburos, en muy diversos climas (tanto árticos como tropicales) y tipos de suelo (Freedman y Hutchinson, 1976).

El incremento de la actividad microbiana a causa de la contaminación por hidrocarburos da como resultado un mayor aumento en los niveles de materia orgánica y nitrógeno. Ello provoca cambios en las propiedades físicas del suelo, siendo uno de los más significativos el incremento en la capacidad de retención de agua. Un aumento en los contenidos de nitrógeno y del agua, puede explicar el mayor crecimiento de las plantas en estos suelos después de ser descontaminados (Gudin y Syrrat, 1975).

El aumento en los contenidos de materia orgánica y nitrógeno en los suelos contaminados se debe a la acumulación de microorganismos oxidantes de hidrocarburos ó de productos de su metabolismo (Pramer y Bartha, 1972; Raimond et al., 1976).

Efectos sobre el crecimiento de las plantas. Los investigadores coinciden en que la contaminación de los suelos con hidrocarburos tiene un pronunciado efecto sobre el crecimiento de las plantas. Este varía en función de la cantidad de petróleo existente sobre el suelo ó sea depende del nivel de contaminación.

Numerosos trabajos relativos al efecto de la contaminación de los suelos sobre el crecimiento de las plantas confirman el siguiente patrón de comportamiento (Roscoe y Rusell, 1961; Bosser y Bartha, 1984; Molina Sánchez et al., 1993; Luque et al., 1994): no es posible el crecimiento de la vegetación cuando los suelos se contaminan seriamente. Después que la fuente de contaminación es removida, esta situación se corrige y el crecimiento de la vegetación sobre los suelos contaminados ha sido frecuentemente mayor que en los suelos sin contaminar, adyacentes.

DESARROLLO

MATERIALES Y METODOS Ubicación geográfica

Los ensayos de biodegradación y revegetación de suelos afectados por derrames de petróleo, se realizan en el sur de la provincia de Chubut, área de influencia de Comodoro Rivadavia y en Cañadón Seco (Pcia. de Santa Cruz).

Se eligieron cuatro sitios representativos dentro de las áreas afectadas por petróleo. Estos sitios son:

– AEROPUERTO. Suelo Aridisol, región costera o litoral del aeropuerto de Comodoro Rivadavia.

– YACIMIENTO ESCALANTE. Suelo Aridisol, región de matorral de arbustos en laderas, 30 km. al noroeste de Comodoro.

– EL TREBOL. Suelo de turba, valle y mallín, camino a Sarmiento a 50 km. al Suroestos de Comodoro Rivadavia.

– CAÑADON SECO. Suelo de turba, mallín salino, 15 km. al sur de Caleta Olivia y a 150 km. de Comodoro.

RESULTADO

En los suelos de las cuatro áreas, sus características son extremadamente adversas para el crecimiento de la vegetación. En particular ello se da en las propiedades fisicoquímicas (salinidad y sodio de intercambio) (cuadros 1, 2, 3, 4, 5 y 7). Las causas de ello son de distinto origen en cada sitio.

AEROPUERTO COMODORO RIVADAVIA

Como labores previas realizadas por la empresa petrolera, para eliminar el petróleo de la superficie se han producido las siguientes alteraciones en el suelo:

– Descabezamiento, por corte y extracción de más de 40 cm. de los primeros horizontes (A, C1 y C2) con maquinarias pesadas (Comparar propiedades en cuadros 1 y 2).

– El área es una depresión, donde por escurrimiento se concentra el agua de las zonas altas colindantes. Favorece este efecto el predominio de materiales finos, de baja permeabilidad, limo y arcillas, en horizontes subsuperficiales naturalmente compactados, ahora en superficie (Cuadro 1).

– A pesar de haberse extraído el petróleo de superficie mediante la labor de descabezamiento, aún hay importantes cantidades de este material en forma de <<manchones>>.

– Ambos sectores, tanto donde ocurrió el derrame como el área intangible adyacente, son salino sódico (cuadros 1 y 2), ya que ambos superan los valores máximos admisibles en suelos sin problemas químicos (de 5 dS/m y 15 por ciento de sodio intercambiable). Pero donde ocurrió el derrame y posteriormente se extrajo con maquinarias el hidrocarburo y los primeros 30-40 cm de suelo (descabezamiento), la salinidad como el P.S.I. son sensiblemente mayores. La causa es que los horizontes profundos, naturalmente salinos en muchos suelos de Patagonia, ahora han quedado en superficie.

– La materia orgánica tiene un leve incremento en el área empetrolada (Cuadro 1), por el aporte del hidrocarburo. Pero este elemento, como así también el nitrógeno y el fósforo, se encuentran en cantidades muy bajas en ambos sitios (Cuadros 1 y 2) lo que es indicativo de suelos muy pobres. Ello es característico de regiones áridas.

Cuadro 1. Propiedades químicas en un suelo con derrame de petróleo, en adyacencias al Aeropuerto de Comodoro Rivadavia.

Capa (cm)

Prof.

Textura

C.E.

dS/m

PSI

M.O.

(%)

Nt

(%)

Pd

(ppm)

I

13

Fr arc li

37.1

33.8

0.71

0.07

4.3

II

43

Fr Ar

36.8

33.0

III

64

Fr Ar

38.3

40.2

IV

76

Fr Ar

38.4

44.0

V

+100

Fr Ar

36.4

52.4

Cuadro 2. Propiedades químicas en el sitio sin derrame de petróleo (próximo al sector contaminado), en adyacencias al Aeropuerto de Comodoro Rivadavia.

Capa (cm)

Prof.

Textura

C.E.

dS/m

PSI

M.O.

(%)

Nt

(%)

Pd

(ppm)

I

4

Fr

12.5

18.9

0.25

0.04

3.2

II

22

Fr a Fr li

16.6

45.0

III

75

Fr a Fr li

25.0

60.2

IV

95

Fr li a Fr arc li

35.4

80.6

Referencias

a) Texturas

Fr: Franco Fr Ar: Franco arenoso Fr li: Franco limoso

Fr arc li: franco arcillo limoso

b) Propiedades fisicoquímicas

C.E.: Conductividad eléctrica (dS/m) P.S.I.: porciento sodio de intercambio

c) Fertilidad:

M.O.: Materia orgánica (%) Nt: Nitrógeno total (%)

Pd: Fósforo disponible (ppm)

YACIMIENTO ESCALANTE

– Es un caso similar al sitio denominando Aeropuerto ya que hubo corte y extracción de horizontes superficiales, junto con el petróleo derramado, aunque los contenidos salinos son sensiblemente menores (Cuadro 3) por no ser un área deprimida de acumulación de agua. En este sitio, salinidad y particularmente PSI, son mayores en el área contaminada, a causa de que estos horizontes subsuperficiales, ahora expuestos a causa del descabezamiento de la capa superficial, tienen naturalmente mayor contenido de sales solubles y de sodio intercambiable a medida que aumenta la profundidad.

Cuadro 3. Propiedades químicas en un suelo con derrame de petróleo en Escalante (Comodoro Rivadavia).

Capa (cm)

Prof.

Textura

C.E.

dS/m

PSI

M.O.

(%)

Nt

(%)

Pd

(ppm)

I

10

Fr

6.8

10.3

0.31

0.07

8.0

II

30

Fr a Fr li

13.1

45.1

0.23

III

56

Fr a Fr li

13.3

31.0

IV

+90

Fr li a Fr arc li

9.1

26.8

– Por el predominio de texturas gruesas en superficie (Cuadro 4) es un sitio de alta susceptibilidad a la erosión eólica.

Capa

(cm)

Prof.

Textura

C.E.

dS/m

PSI

M.O.

(%)

Nt

(%)

Pd

(ppm)

I

20

Ar

2.3

6.8

1.1

0.09

20.0

II

68

Fr arc li

6.5

19.8

0.34

III

+90

Ar

8.2

23.6

Referencia

a) Textura:

Fr: Franco Fr li: Franco limoso Ar: Arenoso

Fr arc li: franco arcillo limoso

b) Propiedades fisicoquímicas:

C.E.: Conductividad eléctrica (dS/m) PSI: por ciento sodio de intercambio

c) Fertilidad:

M.O.: Materia orgánica (%) Nt: Nitrógeno total (%)

Pd: Fósforo disponible (ppm)

– Al cortar y extraer el horizonte superficial (capa I en cuadro 4), se ha perdido la materia orgánica y el fósforo disponible, tan esenciales para las plantas del sitio; se observa comparando los cuadros 3 y 4, los valores de estos elementos que constituyen la fertilidad como han disminuido en el sector con descabezamiento de suelo.

MALLIN <<EL TREBOL>>

Los mallines son depresiones o valles, en la meseta patagónica, con presencia de napa de agua cercana a la superficie y, en muchos casos también con un pequeño curso de agua superficial de régimen estacional. Así se produce un profundo mejoramiento del ecosistema respecto a la árida meseta en que está inserto el mallín.
– La condición del mallín es de deterioro por sobrepastoreo, condición muy generalizada en estas áreas por excesiva carga animal.

– Para cubrir el petróleo, la empresa agregó una capa 30-40 cm. de arena, extraída de cerros colindantes. Ello convierte al sitio en una zona de alto riesgo de erosión eólica (médanos) si no se realizan trabajos de revegetación de la superficie.

– Además, al cubrir la superficie con arena aquélla se ha colocado fuera del alcance de las raíces de las plantas factibles de prosperar en el sitio, un suelo con turba (lo que ahora es capa II en cuadro 5), potencialmente muy fértil; mientras que en superficie ahora contamos con <<suelo>> prácticamente estéril en nutrientes de materia orgánica, nitrógeno y fósforo de capas I y II).

Cuadro 5. Propiedades químicas en los diferentes horizontes de un área del mallín El Trébol, Comodoro Rivadavia, afectado por derrames de petróleo y luego rellenado con material de textura gruesa de áreas colindantes.

Capa

(cm)

Prof.

Textura

C.E.

dS/m

PSI

M.O.

(%)

Nt

(%)

Pd

(ppm)

I

23

Ar (relleno)

6.2

4.7

0.2

0.04

0.8

II

35

Fr Ar (turba)

18.1

15.9

14.4

0.07

38

III

57

Fr arc li

11.3

14.8

IV

+72

arc

16.9

14.7

Referencia

a) Texturas:

Ar: Arenoso Fr Ar: Franco arenoso Fr arc li: franco arcillo limoso

arc: arcilloso

b) Propiedades fisicoquímicas:

C.E. Conductividad eléctrica (dS/m) PSI: por ciento sodio de intercambio
c) Fertilidad:

M.O.: materia orgánica (%) Nt: Nitrógeno total (%)

Pd: Fósforo disponible (ppm)

NOTA: Los límites de tolerancia por debajo de los cuales las aguas son aptas para ser utilizadas por las plantas y que no sean una importante fuente de aporte de salinización en los suelos son 1,5-2,5 dS/m de salinidad y R.A.S. (Relación Adsorción Sodio) no mayor a 4-6.

Cuadro 6. Salinidad y alcalinización (RAS) de aguas superficiales (Arroyo La Mata) y de napa subterránea, presentes en el mallín El Trébol (Comodoro Rivadavia).

Salinidad

(dS/m)

Alcalinidad

(R.A.S)

Fechas de muestreo

Arroyo ¨La Mata¨

12,7

30,8

Marzo 1994

11,2

22,9

Mayo 1994

13,0

31, 9

Octubre 1994

Capa freática (Prof. media 0,40 m)

18,3

22,4

Marzo 1994

Referencias

Salinidad: Conductividad eléctrica, en dS/m.

R.A.S.: Relación adsorción sodio (riesgo de sodificación)

– Hay dos importantes fuentes aportadoras de sales sobre el material donde hay que revegetar:

a) Un cauce, el arroyo La Mata, al que se le agrega en forma permanente agua proveniente de la extracción petrolera, de muy alto contenido de sales (Cuadro 6). En todos los muestreos realizados en diferentes épocas del año resultó se un agua extremadamente salina alcalina.

b) Napa freática cercana a la superficie (oscila entre 20 y 70 cm de profundidad, según la época del año). Estas aguas van paulatinamente salinizando las áreas mediante el humedecimiento por capilaridad, ya que por sus características son altamente salinas y alcalinas (Cuadro 6).

En consecuencia, los suelos a revegetar contienen gran cantidad de sales solubles como también sodio de intercambio, lo que hace difícil, que prosperen la mayoría de las especies vegetales; solo sería factible utilizar especies tolerantes a condiciones de salinidad.

MALLIN CAÑADON SECO
(a 15 km. al sur de la ciudad de Caleta Olivia, en la provincia de Santa Cruz)

– En el mallín de <<Cañadón Seco>>, el suelo está contaminado por sucesivos derrames desde hace muchos años. El suelo está casi completamente cubierto de petróleo de distintas edades, pudiéndose apreciar en los bordes altos, capas endurecidas tipo asfalto, y en los bajos vegetación cubierta por petróleo líquido, existiendo pequeñas lagunas o encharcamientos de agua con petróleo superficial.

– Este mallín tiene características edáficas de suelo salino sódico (Cuadro 7), ya que existe casi en toda su composición botánica <<Pasto salado>> (Distichlis spicata). registrándose en algunos afloramientos de sales, que se mezclaron con petróleo.

Cuadro 7. Características fisicoquímicas, químicas y de fertilidad en el suelo del mallín Cañadón Seco, Provincia de Santa Cruz.

Capa

(cm)

Prof.

Textura

C.E.

dS/m

PSI

M.O.

(%)

Nt

(%)

Pd

(ppm)

I

18

Fr arc li

19.2

14.7

3.8

0.23

21

II

30

arc (turba)

6.9

18.8

19.9

0.80

79

III

66

arc (ceniza)

5.7

21.5

IV

+90

arc (ceniza)

5.2

13.0

Referencias

a) Texturas:

Fr arc li: franco arcillo limoso arc: arcilloso

b) Propiedades fisicoquímicas:

C.E.: Conductividad eléctrica (dS/m) PSI: por ciento sodio de intercambio

c) Fertilidad:

M.O.: Materia orgánica (%) Nt: Nitrógeno total (%) Pd: Fósforo disponible (ppm)

– La capa freática (Cuadro 8) es importante aportadora de sales al suelo.

Cuadro 8. Calidad de agua de napa freática en mallín Cañadón Seco, presente a 84 cm. de profundidad.

C.E

RAS

Clasificación

5.1

21.2

altamente salina y sódica

Referencias

C.E.: Conductividad eléctrica (salinidad), en dS/m

RAS: Relación adsorción sodio (sodicidad)

CONCLUSIONES

Los suelos contaminados por derrames de petróleo de las cuencas Sur de Chubut y Norte de Santa Cruz, poseen características extremadamente adversas para el crecimiento de la vegetación nativa. En particular ello se da en las propiedades fisicoquímicas (salinidad y sodio intercambiable) y físicas (pérdida de la estructura natural del suelo, riesgo de erosión eólica). Las causas son fundamentalmente:
a) El excesivo uso por sobrepastoreo con ganado.

b) Los efectos del hidrocarburo derramado, y del agua subterránea salina producto de la extracción petrolera, sobre el deterioro de las propiedades físicas y químicas del suelo.

También se pudo determinar, que tanto don de se decapitó el horizonte como donde se cubrió el suelo con otra capa de suelo, la cobertura vegetal era menor que donde se mantuvo el perfil original. Esto se debe a las condiciones más pobres, tanto de fertilidad como físicas y químicas, de estas capas de relleno (que en general son arenas, margas, tobas y rodados patagónicos extraídos de paleosuelos cercanos al sitio de derrame).

En áreas de meseta con suelos Aridisoles, como el caso de Aeropuerto, sería más conveniente laborear el perfil original para degradar el petróleo y dejar la superficie lo más corrugada posible para prevenir la voladura de suelos. Luego sembrar y/o trasplantar especies del lugar y exóticas adaptadas, resistentes a salinidad y a sequía (tales como Atriplex lampa, Tamarix gallica, Agropyron, etc.) que demuestren aptitud para estas condiciones.

En las áreas de mallín con suelos turbosos como <<El Trébol>> y <<Cañadón Seco>> es más conveniente laborear superficialmente el mallín, por ejemplo con escarificador, para evitar la pérdida de humedad por evaporación y el ascenso de sales, pues se conseguiría favorecer la degradación del petróleo. Luego del laboreo intersembrar especies adaptadas a las condiciones ecológicas de mallín.

Para finalizar, en áreas con suelo desnudo por derrames de petróleo, lo importante es cubrir el suelo con las especies que puedan tolerar esas condiciones adversas, ya sea nativas o exóticas, gramíneas o arbustivas o forestales.

LOS AUTORES

Jorge Luque es Ingeniero agrónomo, egresado de la Universidad Nacional del Sur (Bahía Blanca, Pcia. de Buenos Aires) 1978. Cursó estudios de postgrado egresado con el título de Master en Ciencias del Suelo en 1992, en la Universidad Nacional del Sur. Trabajó como experto en Suelos y Riego en la consultora Privada Geominas Franklin Consult en 1970 y 1979. Ingresó en INTA, Estación Experimental Agropecuaria de Mendoza en 1980. Gerente de Areas de Riego en la Corporación de Fomento del Chubut (CORFO), desde 1985 y hasta 1987. Técnico en Conservación y Manejo de Suelos, y Responsable del Laboratorio de Análisis Agronómicos en la Estación Experimental INTA de Trelew desde 1987 y hasta la fecha.

Dalmiro Molina Sánchez es Ingeniero Agrónomo, egresado de la Universidad Nacional de La Plata en 1958. Es especialista en Pasturas Cultivadas y Forrajeras Nativas. Entre 1961 y 1963 se desempeñó como Técnico en pasturas en la Estación Experimental del INTA (Pcia. de Santa Cruz) y en 1967 hasta 1970 fue Jefe de la Agencia de Extensión de Río Gallegos. Desde 1978 y hasta 1988 se desempeñó como Jefe de Campos de la Estación Experimental INTA Anguill (Pcia. de La Pampa). Es autor de numerosos trabajos publicados en la especialidad. Actualmente desarrolla sus tareas de investigación en la Estación Experimental INTA, Chubut.

María Estela Amari de Jones es Ingeniera Agrónomo, egresada de la Universidad Nacional de Buenos Aires en 1986. Realizó estudios de post-grado sobre Plagas, enfermedades y su control, en el Instituto de Investigaciones Agrícolas de Kanagawa, Japón, durante 1985 y 1986. Asistente e intérprete del Grupo Agropecuario de la misión japonesa dependiente de la Agencia de Cooperación del Japón en convenio con el Gobierno de la República Argentina. Técnico Laboratorista en la Estación Experimental INTA de Concordia, Entre Ríos, en el Laboratorio de Análisis Agronómico de la Estación Experimental INTA, Chubut, desde mayo de 1993 hasta la fecha.

Carlos Mario Lisoni es Ingeniero en construcciones de la U.T.N. Regional La Plata (1980). Ingresó en YPF en 1974 en Destilería La Plata en la Gerencia Ingeniería de Obras. Luego de adquirir experiencia en obras, montajes y construcciones, fue trasladado en 1981 a la Administración Austral-Río Gallegos, quedando a cargo de los equipos de obras hasta 1991. Posteriormente fue trasladado al Depto. Producción Regional Comodoro Rivadavia donde se desempeñó a cargo de Controlador de Contratos C. Seco hasta 1992. A partir de esa fecha su tarea es la de Especialista de Medio Ambiente en el Area M.A.H.P.I. Subregión Cañadón Seco.
Omar Mackeprang es Licenciado en Ciencias Geológicas de la Universidad Nacional del Sur. Bahía Blanca (1982). Ingresó en YPF en 1985 después de haber realizado el curso de Ingeniería en Reservorios en la Universidad de Buenos Aires (1984). Se desempeñó en el Laboratorio de investigación y Desarrollo en el ámbito de la Gerencia de Explotación. En 1992 se vinculó a actividades de medio ambiente en remediación de suelos afectados por derrames de petróleo. Desde 1994 trabaja para la Gerencia M.A.P.H.I. con sede en el Departamento Producción Regional Comodoro Rivadavia en la especialidad Remediación de Suelos y Revegetación.

BIBLIOGRAFIA

Atlas, R. 1981. Microbial degradation of petroleum hidrocarbons: an environmental perspective. Microb. Rev. 45 (1): 180-209.

Bossert, I and R. Bartha, 1985. Plant grown in soils with a history of oily sludge disposal. Soil Science 140: 75-77.

Cowell, E. 1971. The ecological effects of oil pollution on littoral communities. Applied Science Publishers, Ltd. London.

Colwell, R; A. Mills; J. Walker and V. Campos, 1978, Microbial studies of the Metula spill in the straits of Megallen. J. Fish. Res. Board Can. 35: 573-580.

Dibble, J. and R. Bartha. 1979, Effect of environmental parameters on the biodegradation of oil sludge. Appl. Environ. Microbiol. (37): 729-738. New Jersey.

Freedman, W. and T. Hutchinson, 1976. Physical and biological effects of experimental crude oils spills on low Artic Tundra. Canadian Journal Botanic 54: 2219-2230. Canadá.

Gudin, C. and W. Syrrat, 1975. Biological aspects of lands reabilitation following hydrocarbon contamination. Envion. Pollut. 8: 107-112.

Leahy and R. Colwell, 1990. Microbial degradation of hydrocarbons in the environment. Microbiological reviews 50(3): 305-315.

Lehtomake, M. and S. Niemela, 1975. Improving microbial degradation of oil in soil. Ambio 4: 126-129.
Luque, J; D. Molina Sánchez y M. Amari, 1994. Características edáficas de suelos afectados por derrames de petróleo. Convenio INTA-YPF, II Simposium Ciencia y Tecnología de la Patagonia Austral Argentina-Chile. Comodoro Rivadavia.

Molina Sánchez, D.; J. Luque; R. Mac Carthy y M. Amari, 1994. Recuperación de suelos y vegetación afectados por derrames de petróleo. Convenio INTA-YPF. II Simposium Ciencia y Tecnología de a Patagonia Austral Argentina-Chile. Comodoro Rivadavia.

Pramer, D. and R. Bartha, 1972. Preparation and processing of soil samples for biodegradation studies. Environmental letters 2, 217-224.

Raimond, R., J. Hudson and V. Jamison, 1976. Oil degradation in soil. Applied Environm. Microb. 31(4): 522-535.
Roscoe, E. and Russell, S. 1961. Contamination of soil by petroleum hidrocarbons. Advances in Agronomy (13). Michigan.

Shiaris, M. 1989. seasonal biotransformation of naphthalen, phenanthrene and benzopyrene in surficial estuarine sediments. Appl. Environ. Microbiol. 55: 1391-1399.

BIP: Boletín de Informaciones Petroleras
Tercera Epoca – Año XI – N† 42 – Junio 1995

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *