skip to Main Content
Punto de encuentro entre las Empresas, el Medio Ambiente y la Sustentabilidad

Cemento Verde

Dos empresas argentinas líderes se han asociado para construirla primera planta productora de cemento basada en el bajo consumo de energía y en el cuidado del medio ambiente. El emprendimiento, Ecocemento S.A., tiene además un ingrediente económico-ambiental más que interesante: este cemento ecológico tienecomo insumo esencial un residuo -la escoria de la industria siderúrgica-y los resultados de su uso son muy satisfactorios en relación a otros cementos.

La nueva planta, con capacidad inicial para producir 300.000 toneladas anuales, demandó una inversión de 25 millones de dólares y ocupa un predio de 33,5 hectáreas ubicado en las cercanías de las ciudades de Ramallo y San Nicolás en la provincia de Buenos Aires. Uno de sus propietarios es la principal empresa del Grupo Fortabat, Loma Negra, en un 85%. El 15% restante pertenece a Siderar, del Grupo Techint, quien además estuvo a cargo de la obra. El suministro de equipamiento tecnológico correspondió a la firma dinamarquesa F. L. Smidth.

Loma Negra aporta su experiencia en tecnología de producción, su capacidad de distribución y la principal materia prima del cemento, el clinker, que llega a la planta en ferrocarril proveniente de sus fábricas en Olavarría y Barker, provincia de Buenos Aires.

Por su parte, Siderar suministra -desde su planta lindante con Ecocemento- la escoria de Alto Horno, un subproducto de la industria siderúrgica, disminuyendo de este modo la utilización de los recursos no renovables y del consumo de energía en relación al cemento común.

El cemento elaborado con escoria de alto horno tiene excelentes características, ya que posee mayor resistencia final y gran durabilidad, lo que lo constituye en el producto más indicado para aquellas obras en las que el hormigón puede verse sometido a condiciones agresivas, como son los pavimentos, las fundaciones, los emprendimientos hidráulicos, y las estructuras portuarias, entre otras. Cuando se construyó el aeropuerto de Ushuaia -ejemplificaron en Ecocemento- el cemento debió ser traido desde Alemania; en el futuro, obras deese estilo podrán desarrollarse con cemento argentino.

Otra ventaja es el menor calor de hidratación, con lo cual se evita la fisura por causas de origen térmico. Así,este cemento resulta ideal para obras masivas por su mayor resistencia a aguas sulfatadas, aguas de mar o ataques de ácidos.

Ecocemento S.A. cuenta con el primer molino vertical para la mezcla de cemento de América del Sur, especialmente diseñado para la molienda de cementos con y de escoria, aplicando tecnología de punta y logrando con este tipo de equipamiento un menor consumo específico de energía. El proceso que se realiza en esta planta comprende el almacenaje, transporte y dosificación de materias primas, como así también la molienda, el embolsado y despacho del producto final.

Desde Loma Negra se asegura que el nuevo producto posee un nivel de calidad que excede con holgura los requisitos de la norma IRAM 1636, superando en muchos aspectos las características del cemento normal. «De esta manera -afirman- Loma Negra, empresa líder en el mercado de cementos de Argentina, se mantiene a la vanguardia de los procesos productivos de cemento, con especiales ventajas competitivas en consumo energético y protección ambiental».

La presidente de Loma Negra, Amalia Lacroze de Fortabat, señaló durante el acto de inauguración de la planta: «Este proyecto se enmarca dentro de una política que ha mantenido nuestra empresa: cuidar el medio ambiente. Dentro de los avances tecnológicos, es necesario respetar al hombre. Las fábricas son algo bello, porque crean para el hombre, pero no deben transformarse en destructoras de él.»

«Por eso -agregó- este emprendimiento es un orgullo para Loma Negra, ya que no sólo puede brindar un excelente suministro de cemento con escoria, sino que además brinda una nueva muestra del compromiso ambiental y conciencia ecológica, con los cuales siempre ha encarado sus procesos productivos.»

 

© Revista Ecología & Negocios Nº 13

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top