skip to Main Content
Punto de encuentro entre las Empresas, el Medio Ambiente y la Sustentabilidad

Política de Cambio Climático de los Estados Unidos

En este documento, la administración Bush se compromete con un amplio y novedoso programa de iniciativas locales e internacionales contra el cambio climático. Se anuncian un objetivo nacional para reducir el crecimiento de las emisiones, un programa tecnológico, un programa científico, iniciativas de corto plazo para la reducción de gases de efecto invernadero y planes de cooperación internacional.
A continuación la traducción de una Hoja Informativa difundida el 19 de noviembre por la Casa Blanca, describiendo los amplios e innovadores programas nacionales e internacionales que la administración Bush aplica para combatir el cambio climático mundial.

* MEDIDAS DE LA ADMINISTRACION BUSH SOBRE EL CAMBIO CLIMATICO MUNDIAL

«He solicitado a mis asesores que consideren métodos para reducir las emisiones de gases de invernadero, incluidos los que aprovechan el poder de los mercados, ayudan a realizar la promesa de la tecnología y aseguran la participación mundial más amplia posible… Nuestros actos deberán valorarse a medida que aprendemos más de la ciencia y la acrecentamos. Nuestro método debe ser flexible para ajustarse a la nueva información y aprovechar la nueva tecnología. Debemos actuar siempre para asegurar el crecimiento económico duradero y la prosperidad de nuestros ciudadanos y los ciudadanos de todo el mundo». – Presidente George W. Bush.

La administración Bush ha cumplido el compromiso del presidente con un programa integral e innovador de iniciativas nacionales e internacionales:

— Meta nacional para reducir el aumento de las emisiones: En febrero de 2002 el presidente Bush comprometió a Estados Unidos a una estrategia integral para reducir la intensidad de los gases de invernadero (cuánto se emite por unidad de actividad económica) en la economía estadounidense un 18 por ciento para el año 2012. El cumplimiento de este compromiso impedirá el despido de más de 500 millones de toneladas de emisiones equivalentes a carbono en la atmósfera. Para ayudar a lograr este objetivo, el presidente Bush ha tomado las siguientes medidas:

Comisión del gabinete sobre Integración de la Ciencia y Tecnología sobre Cambio Climático: El presidente Bush ha creado una comisión interagencial a nivel del gabinete, copresidida por los secretarios de Comercio y Energía, para coordinar y priorizar investigaciones federales sobre la ciencia del cambio climático y las tecnologías avanzadas de energía. Esta comisión elabora recomendaciones de política para el presidente y supervisa los programas interagenciales sobre ciencia climática y tecnología al nivel de subgabinete.

Aumento del presupuesto para actividades de cambio climático: El presupuesto del presidente Bush para el año fiscal 2005 propone 5.800 millones de dólares para programas de cambio climático e incentivos fiscales de energía, lo que supone 700 millones de dólares (13,9 por ciento) más de lo que se aprobó para el año fiscal 2004. Esta cifra incluye casi 3.000 millones de dólares para el Programa de Tecnología del Cambio Climático, casi 2.000 millones de dólares para el Programa de Ciencia del Cambio Climático, y 229 millones de dólares para programas de asistencia internacional relacionados con el cambio climático. Además, el financiamiento considerable de programas de conservación conforme a la Ley Agraria de 2002 aumentará significativamente la remoción de anhídrido carbónico de la atmósfera que se desprende de las actividades agrícolas.

Incentivos fiscales para reducir las emisiones de gases de invernadero: El presupuesto del presidente para el año fiscal 2005 propone incentivos fiscales de energía que promueven la reducción de la emisión de gases de invernadero por un total de 680 millones de dólares en el 2005 y 4.100 millones de dólares para el año fiscal 2009. Los incentivos tienen como propósito alentar el uso de energía renovable y más limpia así como tecnologías de ahorro energético que reducen las emisiones de gas de invernadero. En consonancia con la Política Energética Nacional del presidente, los incentivos impositivos incluyen créditos para la compra de vehículos híbridos y de pilas de combustible, sistemas residenciales de calefacción solar, energía producida con gases procedentes de rellenos sanitarios, electricidad a partir de fuentes energéticas alternativas como el viento y la biomasa y sistemas combinados de calefacción y energía.

— Programa de Tecnología del Cambio Climático (CCTP): El presupuesto del presidente para el año fiscal 2005 continúa su apoyo firme – casi 3.000 millones de dólares – al CCTP, un programa multiagencial para acelerar el desarrollo y la distribución de tecnologías clave que puedan conseguir reducciones considerables en la emisión de gases de invernadero. El CCTP incluye la investigación, desarrollo y distribución de tecnología relacionada con el cambio climático, así como programas voluntarios. Algunas de las iniciativas del CCTP son:

Hidrógeno: El presidente Bush lanzó su Iniciativa de Combustible de Hidrógeno en su mensaje sobre el Estado de la Unión de 2003. El objetivo es trabajar de cerca con el sector privado para acelerar nuestra transición a una economía de hidrógeno, tanto en la tecnología de pilas de combustible de hidrógeno así como la infraestructura de combustibles. La Iniciativa de Combustible de Hidrógeno del presidente y la Asociación FreedomCAR, iniciadas en el 2002, proveerán 1.700 millones de dólares hasta el 2008 para el desarrollo de pilas de combustible de hidrógeno, una infraestructura de hidrógeno y tecnologías automovilísticas avanzadas, lo que permitirá la comercialización de vehículos alimentados por pilas de combustible para el año 2020. Por medio de su Asociación Internacional para una Economía de Hidrógeno (véase la sección internacional, más abajo), Estados Unidos busca la cooperación internacional para adelantar de manera más rápida y coordinada el desarrollo de esta tecnología y lograr así la reducción de contaminantes del aire y una importante reducción de las emisiones de gases de invernadero en el sector mundial del transporte. Si desea más información en inglés acerca de esta iniciativa visite: http://www.whitehouse.gov/ceq/hydrogen-fuels.html.

«FutureGen» — Generación de electricidad por combustión de carbón y de emisión cero: En febrero de 2003 el presidente Bush anunció que Estados Unidos patrocinaría, junto con asociados internacionales y del sector privado, un proyecto de 1.000 millones de dólares, de 10 años, para crear la primera central eléctrica y de hidrógeno del mundo alimentada con carbón y de emisión cero. Este proyecto, que se propone reducir de manera drástica la contaminación del aire y capturar y almacenar las emisiones de gases de invernadero, es parte del Foro de Liderazgo de Captura de Carbono, encabezado por Estados Unidos (véase la sección internacional, más abajo), que colabora con nuestros socios mundiales – incluidos los países en desarrollo – en la investigación, desarrollo y distribución de tecnologías de captura de carbono en la próxima década. Si desea más información en inglés visite: http://www.fe.doe.gov/programs/powersystems/futuregen/.

Energía de fusión: En enero de 2003, el presidente Bush comprometió a Estados Unidos a participar en el proyecto de investigación más grande y más avanzado tecnológicamente del mundo para aprovechar la promesa de la energía de fusión, la misma energía que alimenta al sol. Si tiene éxito, este proyecto de investigación de 5.000 millones de dólares financiado internacionalmente impulsará el progreso hacia la producción de energía de fusión limpia, renovable y disponible comercialmente para mediados del siglo. Entre los participantes figuran la Unión Europea, Rusia, Japón, China y Corea del Sur. Para leer la declaración del presidente en inglés visite: http://www.whitehouse.gov/news/releases/2003/01/20030130-18.html.

— Programa de Ciencia del Cambio Climático (CCSP): La solicitud presupuestaria del presidente para el 2005 incluye casi 2.000 millones de dólares para el Programa de Ciencia del Cambio Climático (CCSP), un programa federal de investigación interagencial que se dedica a estudiar los cambios naturales y aquellos provocados por los seres humanos en el sistema medioambiental mundial de la Tierra; a vigilar, comprender y predecir el cambio mundial y a establecer una base científica sólida para la toma de decisiones nacionales e internacionales. Entre los elementos clave del CCSP figuran:

Iniciativa de Investigación del Cambio Climático (CCRI): Cada año, el presidente establece su Iniciativa de Investigación del Cambio Climático (CCRI) a partir de la prioridad máxima de investigación del CCSP. Tal como anunció el presidente en junio de 2001, las actividades de la CCRI incluyen iniciativas para avanzar la comprensión de los aerosoles, cuantificar mejor las fuentes y sumideros de carbono y mejorar la tecnología e infraestructura que se utiliza para observar y modelar las variaciones climáticas. En el presupuesto del año fiscal 2005 del presidente, se proponen 237 millones de dólares para la CCRI, lo que es un aumento del 40 por ciento sobre el nivel promulgado en el año fiscal 2004.

Plan federal de investigación estratégica de 10 Años: En julio de 2003, el secretario de Recursos Energéticos Abraham, el secretario de Comercio Evans, y el director de la Oficina de Políticas de Ciencia y Tecnología de la Casa Blanca, Marburger, dieron a conocer el Plan Estratégico para el Programa de Ciencia del Cambio Climático de Estados Unidos, a fin de guiar las actividades y prioridades del CCSP durante la próxima década. El documento describe una estrategia para desarrollar conocimiento sobre variabilidad y cambio del clima y sistemas medioambientales y humanos afines, y alentar la aplicación de ese conocimiento. El plan fue desarrollado en amplia consulta con la comunidad científica, incluido un taller de 1.300 personas, con representantes de más de 35 países, auspiciado por el CCSP en noviembre de 2002. La Academia Nacional de Ciencias elogió el plan porque «desarrolla una perspectiva orientadora, es apropiadamente ambicioso y tiene alcance amplio. Abarca actividades relativas a temas de inveterada importancia, así como iniciativas interdisciplinarias nuevas o mejoradas». Si desea leer el plan en inglés visite: http://www.climatescience.gov/Library/stratplan2003/default.htm.

Estados Unidos lidera actividades de observación de la Tierra: En septiembre de 2004, Estados Unidos dio a conocer un borrador del Plan Estratégico de 10 años de los componentes estadounidenses del Sistema mundial integrado de Observación de la Tierra. Una vez terminado, este plan proveerá la contribución estadounidense al proceso de planificación internacional iniciado en la primera Cumbre de Observación de la Tierra, patrocinada por Estados Unidos y celebrada en julio de 2003, para generar fuerte apoyo internacional a fin de vincular miles de aportes tecnológicos individuales en un sistema mundial de observación de la Tierra coordinado, sostenido e integral. El propósito del sistema es proporcionar los instrumentos necesarios para mejorar de manera considerable nuestra capacidad para identificar y atender cuestiones medioambientales, económicas y sociales críticas. Más de 30 países y 20 organizaciones internacionales participaron en la Cumbre. Los participantes adoptaron una Declaración de la Cumbre que reconoce la necesidad de apoyar el desarrollo de un sistema coordinado e integral de observación de la Tierra. Una segunda Cumbre de Observación de la Tierra se realizó en Tokio en abril de 2004. El Grupo de Observaciones de la Tierra, establecido para llevar a cabo esta iniciativa internacional, incluye ahora 51 países, la Unión Europea y 29 organizaciones internacionales, y volverá a reunirse a principios del 2005 en Bruselas para aprobar el plan internacional. Si desea más información en inglés visite: http://earthobservations.org.

— Iniciativas de reducción de gases de invernadero a corto plazo: El gobierno federal administra una amplia gama de programas voluntarios, reglamentarios o alentados con incentivos sobre ahorro energético, prácticas agrícolas y reducción de gases de invernadero. Entre las principales iniciativas anunciadas por la administración Bush figuran:

Asociación «ClimateVISION»: En febrero de 2003 el presidente Bush anunció que doce sectores industriales importantes y los miembros de la Mesa Redonda Empresarial (Business Roundtable) se comprometieron a trabajar con cuatro organismos de su gabinete (Recursos Energéticos, Agencia de Protección del Medioambiente (EPA), Transporte y Agricultura) para reducir las emisiones de gases de invernadero en la próxima década. Las industrias participantes incluyen las compañías generadoras de electricidad; refinerías de petróleo y productores de gas natural; fabricantes de automóviles y productos de hierro y acero, químicos y de magnesio; productores de papel y madera; ferrocarriles, y las industrias del cemento, minería, aluminio, cal y semiconductores. Este es uno de los muchos programas voluntarios incluidos en el Programa de Tecnología del Cambio Climático (CCTP), de la administración. Si desea más información en inglés visite: www.climatevision.gov. Si desea ver la declaración del presidente en inglés visite: http://www.whitehouse.gov/news/releases/2003/02/20030212.html.

Líderes climáticos: Es una asociación de la EPA, anunciada en febrero de 2002, que alienta a las empresas a elaborar estrategias de cambio climático integrales y de largo plazo. Según el programa, los socios establecen metas de reducción de gases de invernadero (GHG) para toda la empresa y hacen inventario de sus emisiones para medir el progreso. Actualmente, participan más de 50 compañías importantes, entre ellas: General Motors, Alcoa, BP, Pfizer, Staples, International Paper, IBM, Miller Brewing, Eastman Kodak y Target. Este es uno de los muchos programas voluntarios del Programa de Tecnología del Cambio Climático (CCTP), de la administración. Si desea más información en inglés visite: http://www.epa.gov/climateleaders/.

Programa voluntario de informes sobre gases de invernadero: En respuesta al encargo del presidente Bush en febrero de 2002, los secretarios de Recursos Energéticos, Comercio y Agricultura y el administrador de la EPA presentaron al presidente sus recomendaciones iniciales para aumentar y mejorar el registro de reducción de emisiones de gases de invernadero del Departamento de Energía (DOE). El propósito de las mejoras es aumentar la precisión, fiabilidad y verificación de las medidas de reducción de gases de invernadero. Las pautas revisadas se publicaron para comentario público a finales de 2003 y el DOE celebró un taller público en enero de 2004 para recibir más aportes del público y de usuarios potenciales del programa. Si desea más información en inglés visite: http://www.pi.energy.gov/enhancingGHGregistry/index.html.

Incentivos selectos para la captura de gases de invernadero: En junio de 2003 la secretaria de Agricultura Veneman anunció que, por vez primera, el Departamento de Agricultura (USDA) ofrecería incentivos selectos para alentar el uso más amplio de prácticas de ordenación de tierras que eliminen el carbono de la atmósfera o reduzcan las emisiones de gases de invernadero. Mediante programas de conservación forestal y agrícola como el Programa de Incentivos a la Calidad Medioambiental y el Programa de Conservación de Reservas, el USDA fomenta un mayor uso de la energía de biomasa, medidas de conservación de cultivos y tierras de pastoreo, prácticas que reducen emisiones de la agricultura y gestión sostenible de los bosques. Si desea más información en inglés visite: http://www.usda.gov/news/releases/2003/06/0194.htm.

Aumento de la economía de combustible de camionetas: El primero de abril de 2003 la administración Bush ultimó las normas que exigen un aumento en la economía de combustible de camionetas para los modelos del 2005 al 2007, el primer aumento de esta clase desde 1996. El aumento de 33,3 kilómetros por 3,7 litros a 35,7 kilómetros por 3,7 litros para 2007 más que duplica el aumento en la norma de los modelos de los años 1986 a 1996. Las nuevas normas de mejor economía de combustible ahorrarán aproximadamente 136.000 millones de litros de gasolina durante la vida útil de estas camionetas, con la correspondiente merma de 31 millones de toneladas de emisiones de anhídrido carbónico.

Asociación de transporte SmartWay: SmartWay es una asociación voluntaria, anunciada en febrero de 2004, de la EPA y varios sectores de la industria del transporte de cargas, que establece incentivos para mejorar la eficiencia de combustible y reducir los gases de invernadero. Esta iniciativa apunta a eliminar anualmente, para el año 2012, entre 33 y 66 millones de toneladas de emisiones de anhídrido carbónico y hasta 200.000 toneladas de emisiones de óxido de nitrógeno. Al mismo tiempo, la iniciativa resultará en un ahorro anual de combustible de hasta 150 millones de barriles de petróleo. Más de 70 compañías navieras, de camiones y ferroviarias se han inscrito en el programa, que se concentra en reducir el funcionamiento ocioso innecesario de motores y aumentar la eficiencia y el uso de operaciones ferroviarias e ínter modales. Este es uno de los muchos programas voluntarios incluidos en el Programa de Tecnología del Cambio Climático (CCTP), de la administración. Si desea más información en inglés visite: http://www.epa.gov/otaq/smartway/index.htm.

— Cooperación internacional: Estados Unidos participa en múltiples esfuerzos internacionales sobre cambio climático, tanto a través de actividades multilaterales como bilaterales. En el ámbito multilateral, Estados Unidos es, con mucho, el mayor financiador de actividades bajo la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC) y el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC). Seguimos participando plenamente en negociaciones multilaterales de conformidad con el UNFCCC y nos hemos esforzado en los dos últimos años en revitalizar una serie de iniciativas internacionales sobre el clima, entre las cuales figuran los siguientes programas:

Asociación Metano a Mercados: La Asociación Metano a Mercados, anunciada por el administrador de la EPA, Leavitt, en julio de 2004, es un programa nuevo e innovador cuyo propósito es promover la seguridad energética, mejorar la calidad medioambiental y reducir las emisiones de gases de invernadero en todo el mundo. La Asociación trabajará de cerca con el sector privado en fijar como objetivo el metano que actualmente se desprende de sistemas defectuosos de petróleo y gas, de minas de carbón subterráneas y rellenos sanitarios. La EPA calcula que la Asociación podría recuperar para el año 2015 hasta 500.000 millones anuales de pies cúbicos de gas natural (equivalentes a 50 millones de toneladas de carbono). El logro de este objetivo desarrollará fuentes de energía nuevas y más limpias que estimularán el crecimiento económico, mejorarán el medio ambiente y reducirán las emisiones mundiales de este poderoso gas de invernadero. Estados Unidos se propone aportar hasta 53 millones de dólares a la Asociación durante los cinco próximos años. Por su lado, Australia, China, Colombia, India, Italia, Japón, México, Reino Unido, Ucrania y otros países se sumarán a Estados Unidos en el lanzamiento de la Asociación Metano a Mercados en una reunión ministerial en la ciudad de Washington en noviembre de 2004. Si desea más información en inglés visite: http://www.epa.gov/methane/international.html.

Asociación Internacional para una Economía de Hidrógeno: Estados Unidos auspició en noviembre de 2003, en Washington DC, la primera reunión ministerial de la Asociación Internacional para una Economía de Hidrógeno, anunciada en abril de 2003 por el secretario Abraham para llevar a la práctica, a nivel internacional, las metas de la Iniciativa de Combustible de Hidrógeno, del presidente Bush, y la Asociación FreedomCAR. Los 15 países de la Asociación, junto con la Unión Europea (UE), trabajan para promover la transición mundial hacia la economía de hidrógeno, con la meta de que para 2020 los vehículos de pilas de combustible estén disponibles comercialmente. La Asociación trabajará para avanzar la investigación, desarrollo y distribución de tecnologías de hidrógeno y de pilas de combustible, así como desarrollar códigos y normas comunes para el uso del hidrógeno. Si desea más información en inglés visite: http://www.eere.energy.gov/hydrogenandfuelcells/international_activities.html. Foro de Liderazgo de Captura de Carbono: Estados Unidos auspició la primera reunión del Foro de Liderazgo de Captura de Carbono en Tysons Corner, Virginia, en junio de 2003. Esta asociación internacional trabaja para promover tecnologías para plantas de electricidad, que funcionan a carbón, libres de contaminación y de gases de invernadero y que también puedan producir hidrógeno para el transporte y la generación de electricidad, como las que se desarrollan por medio de nuestra iniciativa FutureGen. El Foro, que ahora incluye a 17 países y a la UE, celebró su segunda reunión ministerial en septiembre de 2004 en Melbourne, Australia, donde los ministros aprobaron 10 proyectos de captura y almacenamiento así como un plan de orientación tecnológico que ofrece dirección futura para la cooperación internacional. Si desea más información en inglés visite: http://www.fe.doe.gov/programs/sequestration/cslf/.

Foro Internacional Generación IV: Estados Unidos ha encabezado el desarrollo del Foro Internacional Generación IV, una asociación multilateral que fomenta la cooperación internacional en la investigación y desarrollo de la próxima generación de sistemas de energía nuclear más seguros, más asequibles y más resistentes a la proliferación. Esta nueva generación de plantas nucleares podrían generar electricidad e hidrógeno con considerablemente menos residuos y sin despedir ningún contaminante del aire ni gases de invernadero. Desde que el Foro se estableció oficialmente en julio de 2001, Estados Unidos ha encabezado el desarrollo de un plan de orientación tecnológico y aumentado el respaldo a proyectos de investigación y desarrollo que se llevan a cabo en apoyo de las metas del Foro. Si desea más información en inglés visite: http://gen-iv.ne.doe.gov/intl.html.

Asociación de Energía Renovable y Eficiencia Energética: Creada en la Cumbre Mundial de Desarrollo Sostenible en Johannesburgo, Sudáfrica, en agosto de 2002, la Asociación de Energía Renovable y Eficiencia Energética (REEEP) procura acelerar y ampliar el mercado mundial de tecnologías de energía renovable y eficiencia energética. Estados Unidos, en su condición de mayor productor y consumidor de energía renovable del mundo, con mayor capacidad de generación de energía renovable que Alemania, Dinamarca, Suecia, Francia, Italia y Reino Unido juntos, es uno de los 17 países que integran la REEEP. Estados Unidos participó también activamente en la Conferencia de Renovables de 2004 auspiciada por el gobierno alemán en junio de 2004 y presentó cinco propuestas de acción con el fin de presentar planes tecnológicos concretos y objetivos de costos para tecnologías de energía renovable utilizando recursos solares, de biomasa, eólicos y geotermales.

Cooperación regional y bilateral: Estados Unidos ha negociado acuerdos con socios internacionales importantes para seguir los estudios sobre el cambio climático mundial y poner en práctica sistemas de observación del clima, colaborar en tecnologías de energía y captura y explorar métodos para vigilar y medir las emisiones de gases de invernadero. Desde junio de 2001 Estados Unidos ha iniciado asociaciones bilaterales con Australia, Brasil, Canadá, China, Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, la UE, India, Italia, Japón, México, Nueva Zelanda, la República de Corea, la Federación Rusa y Sudáfrica sobre asuntos que van desde la ciencia del cambio climático hasta tecnologías de energía y captura y enfoques políticos. Los países a los que abarcan estas asociaciones bilaterales representan más del 70 por ciento de las emisiones mundiales de gases de invernadero.

Fondo para el Medio Ambiente Mundial: El Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) es el mecanismo financiero bajo la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Estados Unidos contribuye más que cualquier otro país al FMAM. El presupuesto del presidente Bush para el año fiscal 2005 solicita 107,5 millones de dólares para el tercero de cuatro pagos anuales para la tercera reposición de fondos del FMAM (FMAM-3) y 13,2 millones de dólares para pagar una parte del atraso estadounidense en el FMAM-2. La parte de la cartera del FMAM que corresponde a energía limpia – su aspecto focal del cambio climático – constituye casi 36 por ciento de sus compromisos financieros, lo que resulta en unos 43 millones de dólares para el año fiscal 2005 para actividades relacionadas con el clima. Este compromiso financiará la transferencia tecnológica y creación de capacidad en los países en desarrollo.

Ley de Conservación de Bosques Tropicales (TFCA): Al mes de junio de 2004 siete países tenían acuerdos TFCA, a saber: Bangladesh, Belice, Colombia, El Salvador, Panamá, Perú y Filipinas. Estos acuerdos se ofrecen a países en desarrollo que reúnen las condiciones para aliviar ciertas deudas oficiales que tienen con Estados Unidos y al mismo tiempo generar fondos en apoyo de actividades locales de conservación de bosques tropicales que almacenan carbono. Estos acuerdos generarán más de 70 millones de dólares para conservar bosques tropicales en varios países durante la vigencia de los convenios.

Iniciativa del presidente contra la explotación forestal ilegal: El 28 de julio de 2003 el secretario de Estado Powell lanzó la Iniciativa del presidente contra la explotación forestal ilegal, desarrollada con el objetivo de ayudar a los países en desarrollo en sus esfuerzos para combatir la tala ilegal de árboles, incluidos la venta y exportación de maderas taladas ilegalmente, y para combatir la corrupción en el sector forestal. La iniciativa representa la estrategia más completa emprendida por una nación para atender este crítico desafío del desarrollo sostenible y refuerza el papel de liderazgo de Estados Unidos en actuar para contrarrestar el problema y preservar recursos forestales que almacenan carbono. Si desea más información en inglés visite: http://www.state.gov/r/pa/prs/ps/2003/22843.htm.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top