skip to Main Content
Punto de encuentro entre las Empresas, el Medio Ambiente y la Sustentabilidad

Los titanes del consumo eligen adquisiciones con impacto

Noticias

Cada vez son más las grandes multinacionales que compran marcas más pequeñas, sostenibles y centradas en la salud. Algunos de los casos más recientes incluyen a Danone y Nestlé.

Las empresas están expuestas a las tendencias cambiantes de sus clientes, por lo que aggiornarse o adelantarse a ellas se vuelve clave. Esto es particularmente crítico en el segmento de bienes de consumo. Desde hace tiempo, el sector es testigo de un consumidor cada vez más consciente y activo social y ambientalmente.

A medida que las personas siguen incorporando otras variables más allá de la económica para hacer sus compras, se vuelcan cada vez más hacia productos ecoamigables o de fair trade. Esto se evidencia en el cambio a dietas veganas, marcas ecológicas más pequeñas y envases reducidos.

Así, los grandes titanes que una vez dominaron el segmento de bienes de consumo buscan mantenerse a la cabeza, transformar sus carteras y competir con objetivos específicos. Y una de las formas en que las compañías líderes están respondiendo a esta demanda es mediante la adquisición de marcas más pequeñas, sostenibles y centradas en la salud.

De hecho, CDP analizó recientemente 16 de las compañías de bienes de consumo más grandes que cotizan en bolsa, y reveló que el 75% de ellas ha adquirido una marca ambiental específica en los últimos cinco años. Este tipo de actividad se ha más que cuadruplicado durante ese tiempo. Algunos de los ejemplos más recientes más recientes incluyen a Nestlé y PepsiCo.

Casos de inspiración
Por su parte, el gigante de las bebidas y frituras adquirió el año pasado al fabricante de bocadillos de frutas y verduras al horno, Bare Foods. Con esta adquisición, Pepsico expande su cartera de productos para incluir alimentos dietéticos y saludables, que se procesan menos, ingresando en el segmento de alimentos dietéticos y nutricionales.

Pero esto no implica el final del camino. «Si bien continuaremos ofreciendo la actual línea de productos Bare Snacks, esperamos trabajar con el equipo de Bare Snacks para ofrecer nuevas opciones innovadoras y, en última instancia, una mayor distribución, para satisfacer las crecientes demandas de los consumidores de bocadillos auténticos y nutritivos», adelantó Vivek Sankaran, Presidente y Director de operaciones de Frito-Lay North America.

En cuanto a Nestlé, en 2017 compró Sweet Earth, un fabricante de alimentos a base de plantas con sede California. A la multinacional esto le significó la entrada inmediata en el segmento de alimentos de origen vegetal, un mercado que se proyecta que supere los USD 5.000 millones en el mundo para el 2020.

“Una de las prioridades estratégicas de Nestlé es desarrollar nuestra cartera de opciones vegetarianas y flexitarianas en línea con las tendencias modernas de salud. Con alimentos únicos y nutritivos para todos los momentos del día, Sweet Earth le da a Nestlé una posición de liderazgo en este espacio emergente», expresó Paul Grimwood, Presidente y CEO de Nestlé USA. En este marco, Sweet Earth recientemente anunció la llegada de la Awesome Burger, un producto vegano de tipo molido para fines de este año.

Reaprender la sustentabilidad

Al adquirir marcas de nicho, las grandes matrices no solo agregan o desarrollan nuevos productos, sino que también tienen la oportunidad de aprender sobre el impacto social y la sustentabilidad desde las nuevas integrantes. Esto en ocasiones los lleva a grandes transformaciones en pos del desarrollo sostenible.

En esta línea, uno de los casos más resonantes fue la adquisición que Danone realizó en 2013 de Happy Famiily, especializada en alimentos orgánicos. Fue la primera B Corp certificada en unirse a la multinacional francesa. Y en un lapso de cinco años, el brazo norteamericano de Danone se convirtió en la compañía B más grande del mundo.

Este caso también ilustró que el aprendizaje va en ambos sentidos: en 2018 Danone se comprometió a garantizar que todo su packaging sea reutilizable, reciclable o compostable para 2025. Y si bien Happy Family tiene a la sustentabilidad embebido en su ADN, la reciclabilidad en el empaque es uno de sus aspectos más desafiantes y firmó el compromiso de circularidad de Danone a principios de este año. “Tener ese compromiso por parte de nuestra casa matriz realmente nos ha permitido poner una participación en el terreno y hacer un compromiso público nosotros mismos», comentó Anne Laraway, CEO de Happy Family.

Por supuesto, no todas las integraciones funcionan. Son numerosos los casos de fusiones y adquisiciones que han salido mal. Y los clientes leales a marcas con propósitos específicos suelen imaginarse lo peor en base al historial de gigantes corporativos que transforman a sus pequeños competidores en clones de sus marcas ya establecidas.

Pero cuando se hacen correctamente, estas asociaciones se vuelven un win-win para las marcas de nicho, así como para sus empresas matrices y para la sociedad en general. Las corporaciones multinacionales tienen acceso al capital, además de una extensa red de infraestructura de empaque y transporte, como también una mayor ubicación en las tiendas y supermercados. Mientras que al acceder a estos recursos y mantener sus misiones, las pequeñas compañías de impacto pueden ampliar sus visiones e introducir sus productos a más clientes.

 

Fuente: tresmandamientos.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top