skip to Main Content
Punto de encuentro entre las Empresas, el Medio Ambiente y la Sustentabilidad

Sero Electric: ya se vende el primer auto eléctrico hecho en la Argentina que hace 100 km con $ 60

Noticias

Se ofrecerán distintas carrocerías y dos tipos de batería, con diferentes autonomías.

Desde una planta instalada en Morón, con una capacidad para hacer entre 50 y 60 unidades al mes, salen los primeros autos eléctricos de fabricación argentina. El Sero Electric, disponible en tres versiones distintas, está homologado para circular en la vía pública y ya se encuentra a la venta.

Con dos opciones de baterías, el precio de este vehículo arranca en los 9.900 dólares.

El Sero tiene un 80% de componentes de fabricación nacionaly «cuenta con bajo costo de mantenimiento», destacan desde la compañía. Además, aseguran que gasta un «70% menos que con un vehículo a combustible (fósil)».

Las versiones homologadas para patentar y utilizar en la vía pública con las Sedán yCamioneta Alta. Mientras que laCamioneta Baja solo podrá ser conducida en áreas privadas. Todas tienen capacidad para transportar a dos personas.

«Para un futuro cercano vamos a presentar nuevas versiones con mayor capacidad de carga», le dijo a Clarín Pablo Naya, impulsor del proyecto, quien luego precisó que «es un pedido que nos hacen muchas empresas: vehículos de carga para poder transportar mercaderías dentro de la ciudad, con capacidad de hasta 500 kilos».

La opción más accesible está equipada con una batería de plomo y puede entregar una autonomía de entre 40 y 50 kilómetros con una carga completa. Está principalmente enfocada para un uso en ámbitos cerrados.

La otra alternativa es equiparlo con un paquete de baterías de litio, que entregan un rango de entre 80 y 100 kilómetros. Esta batería cuenta con una capacidad de 2 mil ciclos de carga. Es decir, que puede ser recargada unas 2 mil veces ofreciendo un buen rendimiento.

Las dos baterías se se recargan a través de un toma corriente normal de 220V y demora entre 5 y 7 horas para completar la carga.

La velocidad máxima que logran los modelos de Sero son de 45 km/h. Para las versiones que están destinadas a moverse en áreas privadas, la velocidad máxima está limitada en 35 km/h.

Para poder circular con estos modelos hay que patentarlos y contratar un seguro, como con cualquier otro vehículo automotor. La diferencia está en el tipo de patente, ya que llevará una especial con las letras y los números en color verde.

Además, la misma chapa se encarga de aclarar que se trata de un«Vehículo con circulación restringida». Eso quiere decir que puede moverse por calles y avenidas, pero tiene prohibido transitar por rutas y autopistas.

Según el cálculo hecho por Sero Electric, para hacer 100 kilómetros con un auto con motor naftero se necesitan aproximadamente unos $ 600, mientras que para el mismo recorrido son necesarios $ 60 con el modelo eléctrico.

El Sero Electric Sedan mide 2,33 metros de largo, 1,6 metros de ancho y 1,53 metros de alto. Tiene un peso total de 490 kilo (330 kilos sin las baterías) y su capacidad de carga total es de 150 kilos.

Los precios de los vehículos son con baterías de plomo arrancan en los US$ 9.900, mientras que el más costoso, equipado con baterías de litio, llega hasta US$ 14.600. Por el momento, hay representantes en Buenos Aires, Mar del Plata, Córdoba, Mendoza y Misiones.

 

Fuente: clarin.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top