skip to Main Content
Punto de encuentro entre las Empresas, el Medio Ambiente y la Sustentabilidad

Tendencias que lideran el tránsito hacia las renovables

Noticias

El último informe de Schneider Electric identifica las tendencias clave observadas en las compañías que están liderando el tránsito hacia las renovables.

La reducción de carbono, la ampliación de mercados y las nuevas tecnologías sostenibles son algunas de estas tendencias. Según el informe, las empresas son claves para la adopción, a gran escala, de las energías renovables y de las soluciones de tecnología limpia.

Schneider Electric ha presentado un nuevo informe, ‘Innovative Organizations. 6 trends for companies leading at the renewable energy edge’, en el que se exploran las seis principales tendencias en innovación de energías renovables que están marcando cómo las organizaciones líderes conciben la gestión del carbono y la compra de energía.

En el escenario actual, marcado por la notable rentabilidad que tiene la tecnología y por la lucha contra el calentamiento global, cada vez más empresas y entidades cuentan con estrategias de acción climática, de descarbonización y de energías renovables. En este sentido, a través de la iniciativa mundial RE100, 140 compañías ya se han comprometido a utilizar un 100% de energía renovable.

Las organizaciones jugarán un papel clave a la hora de dar forma a la estrategia global de energía”, asegura Raquel Espada, VP de Energy & Sustainability Services de Schneider Electric EMEA. “No solo porque son los mayores consumidores, sino porque son la clave para la adopción a gran escala de las energías renovables y de las soluciones de tecnología sostenible“.

Las tendencias empresariales hacia las renovables

El nuevo informe de Schneider Electric se centra en las compañías que están liderando el tránsito hacia las  renovables y las soluciones de tecnología limpia. En él se identifican las seis tendencias clave que se puede encontrar tras el compromiso de dichas organizaciones.

La primera tendencia se centra en la reducción del carbono. Las organizaciones de todo el mundo cada vez son más conscientes de que el calentamiento global y su impacto son una amenaza para la continuidad de sus operaciones y que esta amenaza debe abordarse mediante una reducción drástica de las emisiones de CO2.

Una apuesta por herramientas como los Certificado de Atributo Energético (EAC) y los Acuerdos de Compraventa de Energía (PPA) será necesaria para aquellas organizaciones que apuesten por las energías renovables para impulsar su reducción de carbono.

El segundo punto habla de involucrar a la cadena de valor en la reducción de emisiones. Procesos como el transporte, la gestión y la cadena de suministro son responsables de gran parte de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Por eso, involucrar a toda la cadena de valor a la hora de abordar los impactos de la energía y el carbono es otra de las necesidades principales. Implicar directamente a los proveedores en la reducción de las emisiones a través de la adopción de energías renovables cada vez será más común.

Informe

La tercera tendencia se refiere a la aparición de mercados globales viables. Según el informe, la disponibilidad, la credibilidad, la escala y la rentabilidad son algunos de los desafíos que afrontan las organizaciones cuando quieren trasladar su actividad con las renovables a los mercados globales.

Aunque Estados Unidos, Canadá y Europa seguirán siendo las regiones predominantes, se prevé que mercados en crecimiento como India, China o Australia ofrezcan cada vez más oportunidades a las organizaciones con presencia global.

El nexo agua-energía es otra de las tendencias que recoge el informe. El suministro de agua se ve amenazado por el calentamiento global, lo que puede afectar a la continuidad del negocio.

El consumo de energía renovable puede mitigar este riesgo. Investigando la relación entre el consumo de agua y el de energía durante las operaciones, se ha visto que una reducción de la energía convencional puede redundar en menos consumo de agua, de gasto y en un menor impacto.

Ayudar a abrir el mercado para otros participantes mediante modelos de abastecimiento colaborativos es otra de las grandes tendencias entre las organizaciones líderes, bien a través de consorcios o de colaboraciones con grandes empresas para impulsar proyectos a mayor escala.

Por último, según el nuevo informe de Schneider Electric, la red del futuro será una meshgrid descentralizada, que permitirá una producción y un consumo de energía más independientes. El resultado será una nueva generación de prosumidores IoT.


Fuente: energynews.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top