Punto de encuentro entre las Empresas, el Medio Ambiente y la Sustentabilidad

Entrevista a Nazareno Castillo: En MDL, la industria tiene muchas oportunidades, sobre todo en materia de eficiencia energética

El coordinador de la Oficina Argentina para el Mecanismo de Desarrollo Limpio explica cuáles son las etapas que debe cumplir un proyecto MDL y qué se puede hacer con los bonos de carbono.

¿Cuál es la función de la Oficina Argentina para el Mecanismo de Desarrollo Limpio?
Esta oficina, que se encuentra en la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, tiene como principal función aprobar los proyectos de MDL que se desarrollan en Argentina. Esa aprobación se hace en función a la contribución al desarrollo sustentable de esos proyectos. Es decir, la oficina evalúa proyectos, determina si contribuyen al desarrollo sustentable, y si lo hacen, los aprueba.

¿Cuánto proyectos lleva aprobados la oficina hasta el momento?
Hay cuatro proyectos aprobados, dos tienen que ver con captación de biogás de rellenos sanitarios: uno en un relleno sanitario del CEAMSE en Villa Domínico, el otro en un relleno sanitario en Olavarría. Hay un tercer proyecto aprobado que tiene que ver con la destrucción de perfluorocarbonados (PFC) en la planta de Aluar, en Puerto Madryn, y hay un cuarto proyecto que tiene que ver con la generación de energía eólica en Comodoro Rivadavia, en Chubut.

Luego de haber sido aprobados a nivel nacional, ¿qué instancia siguen estos proyectos?
La instancia de evaluación internacional, en la cual participan diversos actores, incluyendo certificadoras, consultores y la Junta Ejecutiva del MDL, que es el órgano parte de la Convención de Naciones Unidas sobre Cambio Climático que se encarga de la supervisión. Esta junta tiene 20 miembros, 10 titulares y 10 alternos, representantes de los distintos grupos regionales de Naciones Unidas, de las partes Anexo 1 de la convención, de las partes no Anexo 1 y de los pequeños estados insulares.

¿Qué proyectos nacionales ya han sido aprobados en la instancia internacional?
El proyecto de Villa Domínico. Luego de la aprobación internacional comienza la etapa de monitoreo de la reducción de emisiones. Tienen que contratar a una certificadora que va a verificar que la reducción realmente ocurrió y, luego, pedir a la Junta Ejecutiva del MDL que expida créditos equivalentes a las reducciones de emisiones verificadas. Entonces, por cada tonelada de metano evitada, verificada por la certificadora, se expiden 21 créditos de carbono. En realidad, se convierte el metano en dióxido de carbono y por cada tonelada de dióxido de carbono es un crédito de carbono.

¿Qué es lo que se puede hacer con esos créditos?
Esos créditos se negocian. La distribución y comercialización de esos bonos no tiene ninguna reglamentación: depende del contrato que se haga entre las partes que componen el proyecto. En el caso en particular del proyecto de Villa Domínico, el comprador de los créditos sería la IFC (Internacional Finance Corporation). Hay un porcentaje que se quedará Vanderbilt, que es el proponente del proyecto en Villa Domínico, que podrá renegociar con otro comprador. Y el precio que hayan fijado para esa transacción es algo que lo resuelven ellos. No hay ninguna reglamentación al respecto.

¿Cómo están respondiendo las empresas a este mecanismo?
Hay entusiasmo. Esto ha crecido mucho después de la COP 10 y de la entrada en vigor del Protocolo de Kyoto en febrero de este año. Son dos eventos que han despertado mucho interés en Argentina y han incrementado la cantidad de consultas que recibimos en la oficina. En el sector industrial hay un par de ideas de proyectos presentadas que se están analizando ahora. Creemos que hay muchas oportunidades, sobre todo en el sector de eficiencia energética, en lo que tiene que ver con ahorro de energía. La industria puede llegar a adoptar alguno de estos proyectos.

Argentina, Buenos Aires: Se puso en marcha el primer proyecto argentino para captar “bonos verdes”
Se trata del proyecto en el relleno sanitario de Villa Domínico que reducirá más de seis millones de toneladas de dióxido de carbono, generando igual cantidad de bonos que cotizan actualmente a 10 euros la unidad.

Fecha:  27 de octubre de 2005

© Copyright Ecopuerto.com. Permitida su reproducción mencionando la fuente. En caso de tratarse de una publicación web, incluir el link a http://www.ecopuerto.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *