skip to Main Content
Punto de encuentro entre las Empresas, el Medio Ambiente y la Sustentabilidad

Subsidios Agrícola: ¿Discusión Ambiental o Económica?

La Cumbre del Desarrollo Sostenible está siendo dominada por los temas económicos ya que la mayoría de los representantes de los países en vías de desarrollo plantean las consecuencias de la asimetría del crecimiento mundial. Sobre todo ponen en evidencia el doble discurso de los países desarrollados que solicitan una acérrima libertad de comercio cuando exportan, manteniendo barreras infranqueables cuando importan.

Uno de los temas más debatidos el día martes 27 fue el de los subsidios agrícolas destacándose que se aplican más de 300.000 millones de dólares anuales, mientras que a la ayuda alimentaria mundial sólo se destinan 55.000 millones. Esta distorsión perjudica al medio ambiente de los mismos países que subsidian –ya que existe una sobreaplicación de agroquímicos contaminantes– pero también a los recursos naturales de los países en vías de desarrollo quienes deben avanzar sobre zonas marginales destruyendo parte de su biodiversidad. El deterioro de los precios –ocasionado por la sobreproducción subsidiada– conspira contra el acceso de los agricultores que no tienen este beneficio.

  La productividad agrícola –uno de los temas centrales de la cumbre junto con el agua, la energía la biodiversidad, la salud– ha concitado una importancia inusual siendo definida como el mejor reaseguro contra la pobreza y el hambre. Destacándose que la agricultura no es sólo una máquina de producir alimentos, sino es también la columna vertebral de un estilo de vida y del sistema ecológico de la mayoría de los países en vías de desarrollo.

Una de las frases más fuertes mencionadas sobre este tema fue que: “el impacto de sólo una parte de los 1000 millones de dólares diarios en subsidios pagados a los agricultores del Norte, podría servir para terminar con la pobreza y el hambre en el mundo en desarrollo”.

  Es destacable y no menor el concepto del Banco Mundial, cuyo representante mencionó que la producción agrícola es prioritaria en los países en desarrollo, particularmente en Africa. El Banco se opone a las subvenciones que benefician sólo a una élite, en detrimento de grandes grupos de población que realmente la necesitan. Es necesario definir una nueva estrategia agrícola que pueda ser puesta a punto gracias a una mejor utilización de las tecnologías, teniendo en cuenta la sustentabilidad. Es por ello que el Banco Mundial creó un grupo de economistas para examinar el impacto real de las subvenciones.

  Por otra parte la representante de los negocios y de la industria dijo que la comunidad de los negocios cuenta con los recursos, herramientas y conocimiento para dirigir muchos de los puntos que se han discutido en torno al tema. Destacó que se deben crear redes sólidas con las ONG’s y los gobiernos que lleven la esperanza, sobre todo a los pequeños productores rurales, quienes se encuentran marginados del mercado económico.

Lo que finalmente quedó sobrevolando el ambiente fue la coincidencia de casi todos los presentes acerca de la perversidad de los subsidios agrícolas de los países ricos, los cuales paradójicamente contribuyen a la pobreza de los países en vías de desarrollo.

Michel H. Thibaud
Director Ecopuerto.com
29 de Agosto de 2002

This Post Has 0 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top